l
Editorial / MAYO 15 DE 2024

Innegociable

“No podemos permitir que la dignidad y el futuro de los quindianos sean sacrificados en aras de intereses mezquinos y cortoplacistas”.

Innegociable

La carta enviada por los líderes gremiales y políticos de Risaralda y Caldas a la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, para desviar recursos del corredor vial La Paila-Calarcá no solo es inoportuna, de mal gusto, sino que también amenaza con socavar el desarrollo regional y la integración nacional.

La propuesta ignora las necesidades específicas del Eje Cafetero y subestima el impacto estratégico del proyecto La Paila-Calarcá. Este corredor, que forma parte del macroproyecto de doble calzada Bogotá-Buenaventura, es vital para la conectividad del país y el desarrollo económico de toda la región.

Valoramos que ayer ya la gran mayoría de dirigentes quindianos se habían alzado en una sola voz en defensa del proyecto IP Conexión Centro. Ya que así como fue presentado este proyecto, que abarca la construcción y mejora de los corredores viales de Armenia-Pereira-Manizales y La Paila-Calarcá, es una piedra angular para el desarrollo económico y social del Quindío y del Eje Cafetero en su conjunto.

En una carta, conocida ayer, dirigida al presidente de la ANI, Francisco Ospina Ramírez, los líderes quindianos destacan la importancia estratégica de estos corredores viales para la interconexión regional y nacional, así como para la competitividad y el crecimiento económico. Además, resaltan el impacto transformador que estas obras tendrán en términos de generación de empleo, atracción de inversiones y fomento del turismo.

Como lo mencionan, es fundamental recordar que el proyecto La Paila-Calarcá fue incluido en el Plan Plurianual de Inversiones del Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026, tras un proceso de diálogo y concertación ciudadana. Por lo tanto, cualquier intento de desviar recursos de este proyecto constituiría un irrespeto a la voluntad ciudadana y una traición a los compromisos adquiridos por el Gobierno nacional.

En este sentido, instamos a la UNIÓN de todos los quindianos para prevalecer sobre los intereses individuales de algunos departamentos y a garantizar que se mantenga la inversión contemplada en el Plan Nacional de Desarrollo. No podemos permitir que la dignidad y el futuro de los quindianos sean sacrificados en aras de intereses mezquinos y cortoplacistas.

El proyecto vial del Eje Cafetero no se negocia. Instamos a las autoridades nacionales a mantener su compromiso con el desarrollo equitativo y sostenible de toda la región, y a no ceder ante presiones políticas o económicas que puedan desviar la atención de las verdaderas necesidades de nuestro territorio.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net