Editorial / JULIO 21 DE 2021

Qué trabajen

Es mucho lo que debe el actual Congreso, que poco se ha sentido durante la pandemia, y mucho lo que esperan los colombianos de senadores y representantes a la Cámara, entre otras cosas, que trabajen. 

Qué trabajen

En medio de constantes y nutridos aplausos el presidente de la República, Iván Duque Márquez, declaró instalada la última legislatura del periodo legislativo que termina el 20 de julio de 2022, fecha en la que muchos de los actuales congresistas, seguramente, renovarán sus credenciales como padres de la patria. Lo del mandatario fue un informe de gestión y una sumatoria de promesas como si en lugar de abandonar la Casa de Nariño la estuviera recibiendo. Queda para la reflexión colectiva el porqué termina su mandato ofreciendo soluciones que bien pudo haber implementado hace tres años. 

La ocasión fue propicia para que Duque Márquez presentara varias cifras que lo dejan bien parado, pero los colombianos se quedaron esperando esa agenda de asuntos no atendidos oportunamente y el plan de trabajo para hacerlo en el año que le queda como primera autoridad del país. No se refirió el presidente de los colombianos a las masacres ni al asesinato de líderes sociales; lo que sí hizo fue exaltar la condición biodiversa del país, pero eso, señor presidente, no se le oye sincero porque fue en su gobierno que se hundió la ratificación del Acuerdo de Escazú, se aprobaron los pilotos de exploración de suelos vía fracking, no se actualizó el código minero, volvió la fumigación con glifosato y creció la informalidad laboral en el campo. 

Terminada su intervención el inquilino de Nariño abandonó el Salón Elíptico del Capitolio Nacional y el balón quedó en terreno de los congresistas (los que en un gesto innecesario de zalamería se pusieron de pie para aplaudirlo durante casi todo el discurso, y los que sienten y dicen que Duque vive en un país maravilloso, muy diferente al que habitan cincuenta millones de colombianos). Les corresponderá a ellos, a los honorables senadores y representantes a la Cámara, contarles a los colombianos qué van a hacer durante el año que les queda legislando, claro, si sus ocupaciones proselitistas, se lo permiten. 

Entre las muchas y urgentes tareas que ojalá abordaran los congresistas, está la de legislar también para lo fundamental y esa nueva realidad que la pandemia obligó a aceptar sin chistar. Está muy bien que los congresistas incluyan, como en efecto lo hicieron, proyectos que luego se volvieron leyes como el que declaró la arepa de huevo de Luruaco como patrimonio gastronómico y cultural de la Nación, y el que logró que ahora el yipao sea patrimonio cultural de los colombianos, además de las medallas y condecoraciones que suelen tramitar para intentar acercarse a sus regiones, pero no por eso ya salvaron su responsabilidad al ocupar una silla en el Congreso y mucho menos el derecho a repetir. 

El país necesita empleo de calidad para los jóvenes y de eso se tienen que ocupar los congresistas hasta el próximo año, también de disminuir ese porcentaje de informalidad en el campo que ya supera el 80 %, provocar una reforma profunda y justa a la salud para que deje de ser el malestar de la mayoría, entre otros asuntos importantes y urgentes.  

El proyecto de ley autoría del congresista Luciano Grisales, que propone la dignificación del trabajo agropecuario, necesita mensaje de urgencia e incubar una verdadera cruzada nacional para que, con hechos y no con palabras como ha pasado hasta ahora, de verdad a los campesinos se les valore y respete. Las Zonas Económicas y Sociales Especiales, iniciativa de los congresistas quindianos, con especial liderazgo de Diego Javier Osorio, también deben servir de inspiración para esa reactivación económica nacional que necesita el país.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net