Opinión / MAYO 04 DE 2021

Atrapados

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Antología de cuentos1 del escritor colombiano Germán Uribe nacido en Armenia, con una gran trayectoria de periodista, filósofo, diplomático y narrador; con once libros publicados, entre ellos Los desertores, que tuve oportunidad de comentar en días anteriores. Uribe educado en la Sorbona de París y conocedor de Sartre y de su obra, fue director de Esquina Liberal, columnista de varias publicaciones, embajador en Alemania y cónsul de Colombia en Berlín, entre muchas de sus actividades de intelectual valioso.

En la antología de cuentos publicada en la Biblioteca de Autores Quindianos, bajo la fina edición del notable Carlos Alberto Castrillón, aparecen dos cuentos del escritor Uribe, experto en el tema, como se podrá observar en su último libro con una selección de cuentos de hermosa factura, con una elegante prosa de fino conocedor del idioma y de gran lector, escritos en su estadía en Bogotá, en Berlín en su tarea diplomática o trazados en su amada París que conoció a fondo como estudiante.

Con un mundo de ideas forjadas en su vasto ejercicio cultural y sus conocimientos literarios, Uribe escribe con soltura e inteligencia cuentos magistrales, haciendo como propia la frase de Cortázar de que el cuento condensa la naturaleza humana en los límites de su propia finitud; bien lo dice Isaías Peña Gutiérrez, conocido crítico: “Germán Uribe conoce los secretos del cuento de los grandes maestros y no pretermite ninguna etapa. Elude, en cambio, algunos arquetipos de esta clase de ficción que puede tener a Borges o a Cortázar como sus mejores representantes (…) Germán Uribe tiene garra para escribir. Y a más de eso conserva un raro equilibrio, una objetividad especial, en el tratamiento ideológico de los mismos cuentos (…)”.

Observador de la vida social y amplio conocedor de las vicisitudes políticas y económicas, sus cuentos tienen honda profundidad humanística y alguna influencia del maestro Juan Rulfo, experto como pocos en El llano en llamas; sobre su obra conviene escuchar al brillante Jaime Mejía Duque: “(…) por todos lados afloran pasajes de verdadera gravidez narrativa, limpiamente novelescos, en donde la materialidad opaca de los cotidiano se trasciende sin vanos artificios hacia la creación de una atmósfera fabulosa (…)”.

Nacido en 1943, en la cima de su madurez, recomiendo con viva emoción su última obra en donde el lector encontrará la prosa magistral de un escritor meritorio.

Vandalismo

La protesta social es necesaria, mucho más cuando se quiere imponer una reforma tributaria arbitraria y lesiva contra los ciudadanos y el gobierno no quiere escuchar a la gente, pero es necesario controlar a pequeños grupos de antisociales que aprovechan para hacer inmensos daños, robar y generar estropicios. Afuera los vándalos.

1 Uribe, Germán. 2020. Atrapados. Icono editorial. 149 páginas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net