l
Opinión / JUNIO 21 DE 2024

Colombia sin corrupción

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Es impresionante ver cómo los medios de comunicación cada día nos permiten ver los diferentes casos de corrupción que se han descubierto en el país en los casi dos años que lleva el gobierno del cambio. Esto claramente va en contravía de lo que se dijo en la campaña por la Presidencia de Colombia. Cabe anotar que en gobiernos anteriores también han habido casos de corrupción. Esto parece que es un mal, o una cultura maligna que se ha establecido en el país desde hace mucho tiempo y de la cual necesitamos salir lo más pronto posible si queremos que el desarrollo, la prosperidad, la reactivación de la economía y los sueños de alcanzar un nivel de país del primer mundo.

Continuando con la lectura del libro de Lee Kuan Yew, expresidente y fundador de Singapur (Asia) titulado “Del tercer mundo al Primero” La historia de Singapur de 1965 a 2000. Algo interesante es lo que comparte en el capítulo 12 (Manteniendo el Gobierno limpio) en su libro, cuya motivación para escribirlo fue que él había leído libros de cómo construir una casa, y otros, pero nunca uno que narrara cómo construir una nación sin recursos naturales, conformada por un grupo de inmigrantes sin esperanza provenientes de China, India y Malasia, que lograra salir de la pobreza y alcanzar el éxito y la riqueza. 

Uno de sus principales objetivos al inicio de su gobierno fue erradicar para siempre la corrupción y fue así como al posesionarse en Junio 1959 con su equipo de gobierno todos estaban vestidos con camisa y pantalón blancos para simbolizar pureza y honestidad en sus vidas tanto personales como públicas. Para lograr su meta crearon la Oficina de investigación para casos de corrupción “CPIB (corrupt practices investigation bureau) por sus siglas en inglés” la cual contaba con todo el apoyo del gobierno para investigar a cualquier miembro del gobierno sin excepción y con la determinación de descubrir a los transgresores y aplicarles todo el peso de la ley.

Uno de los más dramáticos casos de corrupción fue el de Teh Cheang Wan, Ministro para el Desarrollo Nacional en Noviembre de 1986, quien recibió 2 pagos en efectivo por S$400.000 cada uno como soborno, uno para permitir que una compañía constructora de proyectos de desarrollo mantuviera, para otros destinos, unos terrenos que eran de adquisición obligatoria del gobierno y otro para ayudar a otro constructor para comprar tierra del estado para proyectos privados. Estos cohechos sucedieron en 1981 y 1982. Teh negó haber recibido estos dineros y trato de negociar con el CPIB. También trato de hablar con Lee Kuan Yew, pero este le respondió que no lo haría hasta que la investigación terminara. Una semana después 15 diciembre 1986 el oficial de seguridad de Lee le manifestó que Teh había muerto y que le había dejado una carta en la cual aceptaba su responsabilidad y decía que él debía pagar con la máxima pena su error. Su familia avergonzada y sin palabras decidieron abandonar Singapur y nunca regresaron.  


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net