l
Opinión / MAYO 30 DE 2024

Comunicación Digital III

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En nuestras columnas anteriores, hemos discutido las transformaciones en la producción y circulación de contenidos en la comunicación digital con base en la conversación con Carlos Scolari. En esta tercera y última entrega, nos adentraremos en la evolución del concepto de “transmedia” y su relevancia actual, además de explorar el impacto emergente de la inteligencia artificial en la comunicación.

Scolari, cuando propuso el concepto de transmedia en 2013, señaló que estaba en ascenso, siguiendo el ciclo de vida de conceptos tecnológicos que, según la teoría de Moore, dura aproximadamente 18 meses. Sin embargo, ya han pasado más de once años desde entonces. ¿Cómo ha evolucionado este concepto? Scolari explica que depende del contexto sociocultural de cada país. Mientras que en Estados Unidos el concepto de transmedia ha sido asimilado al punto de que ya no se menciona explícitamente, en lugares como Italia y América Latina, el término aún está en fase ascendente.

En los primeros años del siglo XXI, muchas empresas y profesionales de la comunicación adoptaron el término “transmedia” para diferenciarse, afirmando que no solo diseñaban contenidos para un único medio, sino que creaban narrativas que se extendían a través de múltiples plataformas y buscaban la participación activa del público. “Hoy en día, todas las empresas quieren hacer narrativas transmedia o ya están haciendo narrativa transmedia,” afirmó Scolari. Esto ha llevado a una saturación del término, similar a lo que ocurrió con “multimedia” en los años 80 y 90.

Además señaló que la narrativa transmedia no ha desaparecido; al contrario, se ha integrado tan profundamente en las prácticas de creación de contenido que ya no se menciona como algo novedoso. En cambio, lo que actualmente llama la atención y sirve para diferenciarse son las “narrativas inmersivas,” que incluyen experiencias de realidad aumentada y virtual. “Hoy la vanguardia narrativa está más enfocada en las narrativas inmersivas,” nos dijo. A diferencia de las narrativas transmedia, que involucran a miles o millones de personas, las narrativas inmersivas suelen ser experiencias más individuales.

La transición hacia nuevas formas de narrativas no implica la obsolescencia de las anteriores. “La narrativa inmersiva no es la fase superior de la narrativa transmedia, es otra cosa,” aclaró Scolari. Esta evolución es natural y depende del contexto y las necesidades de cada sociedad y mercado.

El siguiente gran cambio en la comunicación digital podría venir de la mano de la inteligencia artificial (IA). Aquí surge la pregunta: ¿podríamos considerar la IA como un medio? Según Scolari, depende de la definición de “medio.” Para Marshall McLuhan, cualquier tecnología era un medio, por lo que probablemente diría que la IA generativa es un medio. Sin embargo, si usamos una concepción más tradicional y restrictiva, la IA no sería un medio en sí mismo, sino una herramienta que participa en la generación de contenido.

Según el teórico “La inteligencia artificial por sí misma no va a generar una buena historia, necesita que nosotros introduzcamos las instrucciones,”. Esta relación dialéctica entre el ser humano y la tecnología no es nueva, aunque ahora es mucho más compleja y avanza a una velocidad arrasadora.

Nos vemos en la red (0).


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net