Opinión / ENERO 29 DE 2022

Confusiones fractales

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Los fenómenos fractales, son aquellos que se repiten en diferentes escalas y de manera irregular; figuras fracturadas de un entorno enrarecido que constantemente nos pone de manifiesto situaciones confusas, por lo general, fuera de contexto que atentan contra el bien común; una anomalía de baja redundancia que poco a poco va minando las estructuras de la democracia; basta repasar los titulares de la prensa y escuchar los editoriales de los noticieros para palpar este triste contexto nacional.

No es mi costumbre referirme a nombres propios, lo hago desde las analogías o recreando algunas similitudes, sin embargo, hoy debo referirme a una confusión que es necesario desenmascarar.

Un asunto es el fenómeno Petro y otra bien diferente es la elección de Gustavo, un juego de palabras que trasciende la frontera de la información; es menester precisarlo.

El fenómeno Petro se alimenta de los fractales, es como si tuviéramos un sesgo negativo que proviene del establecimiento. Día a día se repiten patrones de señales negativas, no me refiero al pesimismo, de ninguna manera, sin embargo; los patrones de la corrupción, del desgreño de un país político de espaldas a un reclamo social creciente, la urgencia de atender los altos niveles de informalidad, de entender que el solo crecimiento del PIB no es suficiente para avanzar hacia una mayor contribución social, que poco aporta un registro cercano al 10%, al tiempo que infinidad niños madrugan a los basureros a rebuscar el pan de cada día, una noticia que contrasta con la magnitud de las OPA´s en desarrollo; éstas alertas son capturadas por las redes sociales y como lo asevera el profesor español Manuel Castell, son redes de indignación y esperanza, pero también son redes líquidas, que se esparcen con una rapidez virulenta; son fractales que vuelan en mil pedazos y esparcen información que es real y que constantemente está siendo esparcida por el establecimiento.

Es hora entonces de preguntarnos. ¿Dónde está el fenómeno Petro? quizás en un colectivo que está enervado de asistir a lo mismo durante años; una especie de desilusión colectiva que atiza el fuego de la indignación y éste es justamente el campo abonado para el discurso y la captura del voto que reclama cambio, y el cambio es colectivo, no se hace desde los micro mundos que se sienten amenazados en reuniones de alta alcurnia, es necesario promover la colectividad y con el paso de los días no se avizora una convergencia fuerte, que pueda contener el fenómeno Petro.

Ahora viene la segunda parte de la madeja. ¿Quién elige a Gustavo?, los argumentos de campaña se los ha entregado el establecimiento, le ha tendido una alfombra llena de argumentos para justificar su camino y promover el Pacto, al tiempo que expone tesis orwellianas, camufladas en la semántica de ocasión, fomentando la polaridad la cual se fusiona con la indignación líquida que circula en el ambiente social, y éste es justamente el coctel del populismo, que expone desde la realidad de unos hechos ciertos y con suficiente argumentación.

No viene bien citarnos a engaños. Los candidatos son populistas, creo que deben hacerlo, les sería muy difícil hacer política sin ésta consideración, cada uno desde su esquina ejerce el populismo; es lo democrático, expresar libremente sus ideas, lo cual nos lleva a las elecciones.

  Mientras el día de las urnas se acerca, los fractales continúan esparcidos en átomos, señales de alerta no atendidas, candidatos veleidosos ofrecen el gran cambio, pero no logran capturar al electorado, y bien lo sabe el candidato del Pacto, en el partidor no suman y el día de las elecciones restan; mientras tanto, las confusiones fractales parecieran llevarnos al cadalso.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net