l
Opinión / FEBRERO 13 DE 2024

Contra la democracia

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La presión nada pacífica de grupos de manifestantes contra el Palacio de Justicia y la Corte Suprema de Justicia, es un atentado bastante grave contra el Estado Social de Derecho con el imperio de la constitución de 1991; en efecto, sitiar la majestad de la CSJ, agrede el orden constitucional y se constituye en un precedente inaudito que hiere la majestad de la República.

 Más grave aún que sea desde el despacho del primer mandatario que se invite los sindicatos y manifestantes a presionar la escogencia inmediata del nuevo fiscal, una jugada de cuatro bandas que esconde el anhelo de perpetuarse en el poder. Y esto es precisamente lo que esconde el fatal error del presidente que lesiona la democracia, diciendo a los cuatro vientos que se defiende de un posible golpe de Estado.

Actuando como auto-saboteador no quiere olvidar sus prácticas politiqueras en las cuales es un maestro, a pesar de su condición de estadista y de las obligaciones que le impone la constitución política de Colombia; enredado en sus propias contradicciones, con el ministro del Interior, contagian a dirigentes de la talla del director de la OEA señor Almagro, cuyo comunicado está repleto de absurdas consideraciones e inexplicables desconocimientos de la vida nacional, que mereció el reproche de muchos analistas, entre otros del senador Humberto de la Calle:” (…) Debo decirle que nadie en Colombia que posea un mínimo de cordura y sentido común está en la tarea de derrocar el gobierno. Ningún partido político, ningún gremio, ni las fuerzas armadas, ni la iglesia, ni la academia, ni las organizaciones de la sociedad civil están promoviendo, ni deseando, ni imaginado siquiera, el desolador panorama que usted describe. Usted tenía la mínima obligación de escuchar otras fuentes para no caer en este lamentable desacierto (…) “.

Es dable afirmar el grave error cometido en el asunto del canciller, que tardíamente escuchó la decisión de la Procuraduría General de la Nación, y solo cuando dicha entidad reiteró con posible desacato, resolvió encargar al señor embajador ante los Estados Unidos, con el agravante que todo lo firmado por Leyva podría ser anulado por el Honorable Consejo de Estado, inclusive la embajada del flamante Benedetti.

No es un escenario plausible y los colombianos de todas las condiciones, observamos un panorama nada alentador, brumoso en lo político y regular gracias al manejo administrativo y el desarrollo de la economía.

***

Nelson Ramírez Ospina.

Destacado profesional de las finanzas, desempeñó con éxito la gerencia de Cofincafé , del Club Campestre y de otras entidades. Fue Nelson un ciudadano sin tacha, que supo desempañar con éxito sus responsabilidades. Al lamentar su partida, expreso a su familia y amigos mi solidaridad en este luctuoso día.

***

Chile en el corazón.

Los violentos incendios llenaron de dolor y lágrimas al vecino país austral, con la muerte de muchos chilenos, la pérdida de viviendas en Viña del Mar y Valparaiso.

De igual manera deploramos la partida del gran demócrata Sebastían Piñera, presidente de Chile en dos oportunidades y gran amigo de nuestro país, en un accidente de aviación. Paz en su tumba.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net