Opinión / JULIO 20 DE 2021

Crisis en la isla

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Las manifestaciones en varias provincias de Cuba son inéditas desde el inicio de la revolución que encabezó Fidel Castro; hablar de este monumental hecho histórico del siglo XX, no es el propósito de esta nota, empero debo señalar mi sorpresa por los hechos que vienen ocurriendo, un cierto escalonamiento del malestar social que no esconde el brutal bloqueo norteamericano, lo que ha hecho repetir en muchos países: “ Tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”.

El dramático desabastecimiento de medicinas y productos básicos para combatir el Covid y la ausencia de buenas dosis de vacunas, mientras en muchos países abundan, ha exacerbado a los habitantes de la isla, y los ha lanzado a las calles, ciertas fuerzas amarillistas han salido a señalar la caída del gobierno actual que sucedió en funciones a Raúl Castro.

Soy del criterio que el gobierno permita la organización de un cordón humanitario, con el fin de atender las provincias más necesitadas y que la OMS, siempre atenta con muchas naciones pobres, atienda también con urgencia las necesidades de los cubanos, es un mínimo de humanismo y solidaridad que debe tener con seres humanos necesitados.

Muchos sectores claman por una Cuba Libre, empezando por los millar de exilados y desde luego por amplios sectores sociales y políticos en el mundo entero, y consideran que están a las puertas del fin de la revolución; en mi sentir es muy temprano para exponer esta tesis en un país con múltiples circunstancias críticas, empezando por su maltrecha economía y su desarrollo social; el propio Fidel lo percibió al final de sus años y Raúl quería adelantar reformas al Estado y la vida económica, pero no le alcanzó el tiempo. Le corresponderá a Miguel Díaz -Canel su joven dirigente y a las nuevas figuras políticas, impulsar los nuevos vientos para la isla, al tenor de los cambios históricos y sociales de la sociedad contemporánea. Pero en lo esencial —lo digo con respeto— el régimen de partido y su estructura de partido, permanecerá con orientaciones diversas y modernas.

Obama estableció relaciones y le dio un trato humano a los cubanos, ojalá Biden piense lo propio, se trata de relaciones con seres humanos, no con enemigos apasionados.

Colombia y su canciller no deben olvidar la inmensa ayuda de Cuba al acuerdo de paz. Un mínimo de gratitud sería ideal, en un momento difícil para el pueblo cubano. Mirar, observar, ayudar y no condenar.

***

Martha Patiño López.

Con mucho dolor registro la muerte de la distinguida señora oriunda de Filandia; amable, trabajadora y apreciada por todos, Martha fue un dechado de virtudes, muy apreciada en la Normal Nacional donde fue tesorera por muchos años; al lamentar su partida, debo expresar mi solidaridad y de LA CRÓNICA a sus hermanos, a Luisa María su especial sobrina. Paz en su tumba.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net