Opinión / JULIO 25 DE 2021

El Congreso tiene la palabra

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Ante la ineptitud del gobierno nacional para resolver los graves problemas por los que atraviesa la sociedad colombiana, - agudizados por la aplicación de la política neoliberal del libre comercio, política aceptada mansamente por los gobiernos desde César Gaviria, hasta Iván Duque,- han convertido a Colombia en un país casi inviable.

El Comité Nacional de Paro viene planteando la negociación del pliego de peticiones desde el 21 de noviembre de 2019, que se actualizó a mediados del año pasado a las graves circunstancias de la pandemia. El gobierno nacional de una manera irresponsable ha planteado varias veces que ahora si se va a negociar y dilata y dilata y no resuelve nada, pero los problemas cada vez más se agrandan. Como todos sabemos, presentó la reforma tributaria de Carrasquilla, lo que produjo la unidad de todos los sectores populares afectados y el gobierno con el rabo entre las piernas tuvo que retirar la  reforma y Carrasquilla renunciar.

Sin embargo el gobierno acaba de presentar una nueva reforma tributaria, ya sin el Iva a la canasta familiar pero tiene algo muy grave y además ilegal: les aumenta el impuesto de renta a las micro, pequeñas y medianas empresas al 35%. Que son miles y miles en el país.

En la instalación de sesiones del Congreso de la República la semana anterior, el Comité Nacional de Paro ha presentado 10 proyectos de ley que recogen lo más relevante del pliego de emergencia que no ha queridop atender el presidente Duque, y que se refieren a lo siguiente:

*La renta básica de emergencia de un salario mínimo mensual por un año, para 7,5 millones de hogares. 

*Matrícula cero para los estratos 1, 2 y 3 en las universidades públicas. 

*Fortalecimiento de la red pública de salud, para enfrentar la pandemia, y dignificación laboral de los trabajadores del sector. 

*Apoyo a la nómina de la micro, pequeña y mediana empresa, y generación de empleo. 

*Apoyo efectivo a la reactivación del sector agropecuario. 

*Derogatoria del decreto 1174 de 2020 del llamado piso de protección social que es una reforma laboral y pensional disimulada. 

*Acciones de promoción, prevención y capacitación para prevenir la violencia de género. 

*Reforma de la Policía y que haya garantías para el ejercicio del derecho a la protesta pacífica. 

*Reforma al estatuto de juventud (ley 1622 de 2013) para incentivar la participación política efectiva de los jóvenes. 

Las centrales obreras y de pensionados, las organizaciones sociales, las plataformas juveniles y los colombianos comprometidos con los cambios democráticos que urgen en el país, deben difundir ampliamente en la población el contenido de estos proyectos de ley, de manera que crezca la fuerza y la movilización para acercar su realidad tangible.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net