Opinión / JULIO 20 DE 2020

El desarrollo territorial

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Las coyunturas en nuestra región y la falta de pertenencia, sumados a administraciones ineficientes, poca planeación, apropiación y por ende el deterioro de las condiciones generales, son adversidades que generan decrecimiento y por otro lado son oportunidades que nos enseñan a pensarnos con mayor objetividad.

Las deficiencias en el ámbito físico, social y administrativo nos llaman a articularnos en acciones para actualizar los Planes de Ordenamiento Territorial, en especial el de la capital quindiana, que está en mora de revisión, el cual debe formularse y establecer un nuevo rumbo, sin dilaciones políticas e institucionales, sino con el apoyo de toda la ciudadanía, los gremios, la academia y las entidades que puedan articularse y formular una visión frente al desarrollo territorial, coordinado para su aplicación y cumplimiento. 

La gestión para el desarrollo requiere una concepción global y por sectores del territorio y planificación en varios niveles: regional, departamental y municipal, con participación de todos los actores, donde prime una visión con sentido de pertenencia y civismo, formalizando un territorio que tenga calidad de vida incluyente, prospectiva y liderazgos que no dependan de gobiernos de turno, sino de un ejercicio planificado y coordinado entre todos, donde objetivos y metas definidas como deseables por todos deben ser alcanzables a través de una ejecución y control eficientes.

Aunaremos estrategias integrales de desarrollo, bajo el panorama de una ciudad-región, donde  prioriza el habitante, el entorno y sus necesidades; fomentando ciudades incluyentes con proyectos de gestión compartida entre diversas entidades, la sociedad civil, y la comunidad. Proponemos crear tanques de Ppensamiento —think tanks—, por temáticas y sectores que agrupen los intereses ciudadanos y aspectos del planeamiento, para formalizar un insumo que se implemente y permita hacer seguimiento a lo acordado.

Con toda disposición esperamos formalizar este propósito constructivo y participativo, donde lo importante es un nuevo punto de partida para un futuro con un balance progresista y exitoso de Armenia y de Quindío, reflejando buenas decisiones, mejor calidad de vida y oportunidades, donde la sociedad lidere estos cambios en la ejecución y articulación de una visión común. Como gremios estamos para aportar en la formalización de un ambiente constructivo proyectando nuestro territorio de forma integral, a largo plazo pero con acciones inmediatas. Debe ser prioridad de todos.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net