Opinión / OCTUBRE 21 DE 2016

El Edén se debe certificar

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Así como se logró instalar, después de 1 año y 3 meses de obras civiles, trabajos de alta tecnología y una inversión superior al millón de dólares, el equipo ILS (Instrument Landing System, por sus siglas en inglés) Sistema de aterrizaje por instrumentos, en el aeropuerto El Edén de Armenia, el cual estará operando a partir del 10 de noviembre 2016 y permitirá que los primeros vuelos de la mañana puedan aterrizar cuando la visibilidad esté reducida y hayan condiciones meteorológicas adversas a cualquier hora, también hay que comenzar la campaña de certificar el aeropuerto por parte de la Organización de Aviación Civil Internacional, Oaci.

Los beneficios de certificar un aeropuerto son muchos. Uno de ellos es garantizarle a las aerolíneas, aviones corporativos y privados que todas las normas de seguridad se cumplen y que la comodidad para los pasajeros en su terminal sea eficiente y adecuada. Actualmente opera con las normas de seguridad básicas, pero hay otras que faltan. Igualmente, estando certificado por la Oaci esto atraería a otras aerolíneas internacionales a ofrecer vuelos directos desde otros países a Armenia como destino turístico internacional.

Mucho se ha hablado sobre el tema de dar el aeropuerto en concesión, ya se hicieron 3 licitaciones las cuales salieron fallidas y el motivo principal fue porque no es rentable para los posibles concesionarios. Alguno de ellos decía que para que un aeropuerto sea rentable debe mover mínimo 500.000 pasajeros al año, El Edén está en 430.000 aproximadamente.

Próximamente se adelantarán obras para corregir las deficiencias en el techo y evitar las goteras que incomodan a los usuarios en los días de fuertes lluvias, esto es un comienzo de todo lo que hay que hacer para convertirlo en un aeropuerto de talla internacional.

Las alternativas que hay para lograr que El Edén pase a formar parte de los aeropuertos miembros de las grandes ligas del país son: Seguir gestionando ante el gobierno central que el aeropuerto sea dado en concesión, pero en solitario, pues se ha considerado la posibilidad de sacarlo en licitación junto con Ibagué y Buenaventura, lo cual sería, como dicen, peor el remedio que la enfermedad, pues si no se logró junto con Neiva y Popayán, menos con estos dos últimos.

La otra, volver a considerar la posibilidad de solicitar al gobierno central (ministerio de Transporte, ANI) que la alcaldía de Armenia y la gobernación del Quindío asuman el liderazgo y tomen la administración del aeropuerto, creando una empresa que se encargue de conseguir el apoyo financiero con las entidades internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y se haga una obra de gran magnitud y proyectada a los próximos 20 años, como lo enseña la prospectiva estratégica.

Si alguna de estas opciones se diera, creo no equivocarme, al pensar que este aeropuerto sería el más utilizado por los usuarios del Eje Cafetero y el norte del Valle, tanto para vuelos nacionales como internacionales, creando desarrollo y empleo para la región.

[email protected]


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net