Opinión / NOVIEMBRE 30 DE 2020

Impuestos y ricos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Se define rico o rica a quien tiene mucho dinero o muchos bienes, actualmente con el corporativismo no es fácil encontrar los ricos como personas naturales, pero que las hay, las hay. Ante las dimensiones de los dineros del narcotráfico —declarados, testaferros o lavados—, del sector financiero, la palabra ricos se ha quedado en una tara de los discursos para dividir entre los ricos y los pobres y enfrentar unas personas naturales con otras que no tienen nada.

La discusión seria manifestar hasta qué punto se puede decir que alguien es rico o no, hoy cuando el gobierno, por ejemplo, salva los empleos y los negocios pertenecientes a empresas que tengan mas de tres empleados, e indolentemente si una persona natural los tiene, no tiene derecho a nada sino a quebrarse, sin ayuda para mantener los empleos.

Entonces en el argot popular se dice que los ricos deben pagar mas impuestos, y todos estamos de acuerdo, quien tenga mayor capacidad económica puede contribuir con más. Y con ese criterio se nos ha vendido la ley de financiamiento o reforma tributaria hecha por este gobierno, y que según ellos gravaría a los “ricos” y otros contribuyentes. Pero al final que se sintió fue imponer más impuestos a la clase media del país, a la que llaman ricos, a los pequeños emprendedores y que decir que hasta con Iva a los productos de primera necesidad se gravaron. Hasta los pobres tienen que contribuir, con un anzuelo que es la devolución a los más necesitados.

Ahora se nos anuncia una nueva reforma tributaria para conjugar el déficit del gobierno y supuestamente lo generado por la pandemia —ojalá la inversión haya sido transparente—, y debemos ver si en verdad se van a gravar los ricos.

Veamos, no son ricos quienes han mejorado su calidad de vida, y con su emprendimiento contribuyen diariamente con la venta de servicios y producción de bienes de consumo y otros, y además están gravados de manera efectiva. ¿No será que los ricos que no se gravan son las instituciones financieras, incluida la banca que gana billones de pesos anualmente como utilidades?

Ya estamos hartos de que solo los profesionales, emprendedores, productores, y en general la clase media sostenga las reformas, ya hasta se habla de cobrar los productos según el ingreso o declaración de quien los compra, mientras siguen las altas tasas de interés incrementando las ganancias exageradas y en billones de pesos —más de 30 anualmente— en la banca y el sector financiero, mas ahora con la bancarización de todos, y no se gravan con un porcentaje importante, al fin y al cabo manejan la plata de todos.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net