Opinión / DICIEMBRE 08 DE 2022

Kilómetros y libros

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Por sugerencia de un amigo, lector organizado, me puse, desde hace algunos años, a registrar en un cuaderno los libros que voy leyendo, seguramente con la velada intención de asombrarme de cómo pequeños esfuerzos se vuelven importantes si se suman en el tiempo; como me pasa con los modestos 7 u 8 kilómetros trotados, día de por medio, que se vuelven 20 en una semana, 80 en un mes y, atérrense, casi 1.000 en un año.

De este año que termina, propicio para retrospectivas y balances, les comparto el registro del recorrido por algunos de los libros leídos: 

“En defensa del humanismo” valiosas reflexiones para tiempos difíciles, en los discursos de Alejandro Gaviria, como rector de la Universidad de los Andes, en épocas de pandemia. También hay Gavirias buenos. 

“Nuestro amigo común” última novela conclusa, escrita por uno de los grandes de la literatura clásica, Charles Dickens, en una excelente edición de Random House

“Volver la vista atrás” de Juan Gabriel Vásquez, novela sobre dogmas políticos y peripecias, basada en la agitada vida del cineasta y hoy embajador en China, Sergio Cabrera.

“El elogio del olvido” Las paradojas de la memoria histórica, sesudo y pertinente ensayo, ahora que se debate en Colombia sobre la memoria colectiva, del escritor y analista estadounidense David Rieff.

“Limonov” Premio Renaudot de la lengua francesa, biografía novelada, un relato contundente de la Rusia de los últimos 50 años, escrito por Emmanuel Carrére, considerado uno de los mejores novelistas franceses contemporáneos, 

“Lecciones de epicureísmo” y “Lecciones de estoicismo” dos pequeños libros que compilan ideas relevantes de filosofías antiguas y mediterráneas con vigencia en la vida moderna, del inglés John Sellars.

“La intuición de la isla” Los días de José Saramago en Lanzarote. Pilar del Río, su mujer, reúne un mosaico de momentos vividos, emociones compartidas y libros escritos en la isla que escogió para vivir sus últimos años.

“Biografía del poder” Caudillos de la revolución mexicana, vieja e inmejorable obra de Enrique Krause, en torno a carismáticos personajes que guiaron este acontecimiento histórico y mítico.

“El hombre que amaba los perros” novela del cubano Leonardo Padura, basado en el atentado a Trotsky en su destierro, uno de los crímenes más reveladores del siglo XX, una dura crítica al estalinismo. De lo mejor que leí este año, muy bien escrita.

“La verdad bien contada” No podía faltar el libro de Darío Fernando Patiño, el coterráneo, sobre la obra periodística de García Márquez. El retratista, para mí, su mejor capítulo.

Si se suman las páginas leídas, serían cerca de 4.000, que también me sorprenden, al igual que las distancias que recorro, pues aunque no me convierten en un atleta intelectual, van dejando algún sedimento. 

Tomo prestada la opinión de Borges: que otros se ufanen de los libros escritos, yo me precio de los leídos. ¡Anímense a llevar esos registros! Una satisfacción personal. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net