Opinión / JUNIO 08 DE 2021

La despedida

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La partida de un ser querido devuelve el reloj a la realidad palmaria que  sobrecoge y nos sacude en lo más profundo del ser, con la levedad cabalgando inexorablemente aquí cerca del corazón y en el mundo entero, el momento sublime del tránsito entre Eros y Tánatos; Rodrigo García Barcha, hijo del gran escritor Gabriel García Márquez, desde el fondo de su dolor, escribe las páginas de las últimas horas del maestro de Aracataca –1– y hace un bello homenaje a su padre, casi en silencio, y a su señora madre, la Gaba.

Es una narración inteligente, madura, adolorida al extremo pero sin melodramatismo ni frases de cursilería que a veces se escuchan en el momento final; un testimonio desgarrador de un hijo triste y culto que sabe que el dolor de la ausencia será para siempre: “La imagen del cuerpo de mi padre entrando al horno crematorio es alucinante y anestésica. Es a la vez grávida y sin sentido. Lo único que puedo sentir con algo de certeza en ese momento es que él no está allí en absoluto. Sigue siendo la imagen más indescifrable de mi vida”. —pág. 80—. 

Excelentes páginas, casi el guion de una película que no se quiere ver, con los últimos días de GGM, trabajo preciso y con las palabras justas en la estrecha relación familiar y el amor filial, unas páginas dedicadas a su hermano Gonzalo, la despedida de uno de los más grandes escritores en lengua española: “–…– toco su mejilla y está fría, pero no es una sensación desagradable. En ese estado de plácido reposo, sus rasgos no delatan signos de demencia. De nuevo, puedo leer en su rostro la lucidez, la infinita curiosidad y la prodigiosa capacidad de concentración que le envidio por encima de todas sus cosas. Trabajaba casi todos los días desde las nueve de la mañana hasta las dos y media de la tarde en lo que solo puedo describir como un trance –…–” —pág. 70—.

Lectura obligatoria, así vemos el lado más humano e íntimo de una de las glorias literarias, como dice el editor, un personaje universal y una mujer en la que se fijó cuando apenas tenía nueve años, que lo acompañó en las verdes y las maduras y que apenas lo sobrevivió pocos años. Un texto bellamente editado, con fotografías cruciales de los días finales del maestro, la foto del día del Nobel —12 de octubre de 1982— y de treinta años después —12 de octubre de 2012— tomadas la mayoría por el propio Rodrigo. Un libro indispensable que recomiendo con la emoción y el respeto por la obra de uno de los grandes escritores de todos los tiempos, que perdurará por los siglos de los siglos.

1– García Barcha, Rodrigo. Mayo 2021. Una despedida. Random House. 104 páginas, más imágenes.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net