Opinión / NOVIEMBRE 03 DE 2020

La felicidad es posible

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cuando el brillante escritor e intelectual inglés Aldous Huxley —1894-1963— escribió su célebre Un mundo feliz, exhibió en medio de su escritura apasionada, un tratado pesimista, con un aire de resignación de la humanidad —debo confesar que leí este libro sin terminar bachillerato, y me produjo una viva emoción personal—; después en la segunda etapa de su vida redactó la novela La isla, y otros ensayos y se convirtió en un pensador diametralmente distinto. 

Alejandro Gaviria —rector de la Universidad de los Andes— ha escrito un libro estupendo en torno al notable Huxley1, los aspectos más sobresalientes de su vida y su fascinante producción intelectual: “Este libro, sin abandonar el escepticismo, intenta mostrar que Aldous Huxley tiene mucho más que ofrecerle a esta época de temores y desastres. No solo debemos ser más amables. No solo debemos abordar las ideologías con escepticismo. También debemos celebrar la experiencia humana y no renunciar, al menos no todo el tiempo, a esa idea fundamental de que un mundo mejor es posible” —pág 96—.

Huxley fue un escritor prolijo y brillante, nieto del célebre biólogo Thomas Huxley, su propio hermano Julián sobresalió en investigaciones científicas, escribió inicialmente poesía, cuentos y literatura en general; en la segunda parte de su obra que escribió residenciado en Estados Unidos, se asoma con relevancia su expresión vital mística, sus ensayos más profundos.

Gaviria escribe con acierto y holgura intelectual la obra analítica del maestro que estaba faltando en una bibliografía básica del pensador inglés, en idioma español; con dominio y con preocupaciones similares sobre el futuro de la humanidad y en torno a los temas más actuales: “Huxley no era un futurólogo. Sus novelas utópicas no son intentos de adivinación. Son más bien reflexiones sobre su tiempo, caricaturas de las aberraciones de la modernidad y las torpes respuestas del ser humano (…)”—pág 75—.

En esa mirada de sus últimas obras el maestro inglés asume una posición más benévola sobre la humanidad y sobre el ser humano en su esencia y además defendió el uso de ciertas drogas, “para hacer la supervivencia biológica posible, la mente tiene que ser filtrada por la válvula reductora del cerebro y el sistema nervioso (…)”—pág 55—, en relación con usos médicos siquiátricos.

Gaviria escribe ocho capítulos de un libro que recomiendo, como dije por mi relación temprana con Huxley, además porque con inteligencia entrelaza la vida y la obra con temas de actualidad palpitante, en medio de una pandemia sobrecogedora. Un libro emocionante y muy bien escrito.

Amparo Herrera

¡Qué dolor la muerte de Amparito! A su familia mi solidaridad, a los educadores y amigos. Paz en su tumba.

1 Gaviria, Alejandro. 2020. Otro fin del mundo es posible. (Cómo Aldous Huxley puede salvarnos). Planeta-Ariel. 143 páginas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net