Opinión / DICIEMBRE 28 DE 2021

Las luces del año que se va

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El año languidece en el plano internacional con las tensiones entre Rusia y los países miembros de la Otán, Unión Europea y Estados Unidos, por la crisis en Ucrania, que Moscú no quiere que se aleje de su influencia geoestratégica, una nación clave para su propia seguridad, que Rusia anexionó en 2014; ahora, como se ha observado, Putin ha enviado tropas y armas suficientes a la frontera generando alerta general de una eventual invasión.

Ucrania, floreciente estado antiguo miembro de la extinta Unión Soviética, ha tratado en forma discreta de pertenecer a la Unión Europa, hecho que ha puesto las alarmas de Moscú que, a su vez, ha señalado a través de su dirigente Putin y de los encargados de las relaciones exteriores, que Rusia está lista a responder con medidas militares y técnicas, a lo que calificó como acciones poco amistosas de occidente; a su vez, es dable afirmar que occidente no se ha quedado quieto y en la víspera, fuerzas de Estados Unidos y la OTAN han realizado maniobras militares en la zona, añadiendo un ingrediente más al enrarecido ambiente pre bélico en Ucrania.

Es el ambiente internacional en medio de un invierno pavoroso, el aumento del precio del gas y el recrudecimiento de otras formas de la pandemia, que golpea a Europa en el lánguido final de año.

No lo es menos a nivel regional con el triunfo de la social democracia que encarna en Chile el joven dirigente Gabriel Boric, nuevo presidente con apenas 36 años de edad y un mandato de cambio en libertad que la extrema izquierda ha celebrado como propio, pero que el propio presidente electo ha desmentido en sus primeros discursos: un mensaje a los mercados de que las transformaciones serán pacíficas, fortaleciendo la democracia chilena que no caerá en extremismos. No tiene una tarea fácil y la organización de su gabinete, marcará el rumbo de un país que ha sido nuestro aliado tradicional en América Latina.

En Colombia el congreso aprobó en la última hora la ley de seguridad ciudadana que debo decirlo, ha recibido muchas críticas, reforma varios códigos y leyes sobre el tema, para la prevención y control más estricto del crimen y a violencia generalizada. Se ocupa, entre otros, del álgido tema de los reincidentes, endurece castigos para delitos que afectan a los ciudadanos y busca preservar la seguridad en las calles, un tormento de muchas ciudades de la nación, que exige, además, la más amplia política social, tarea pendiente para el próximo gobierno.

En el plano personal, es menester recordar los ausentes, aquellos que se adelantaron en el camino existencial y gozan del descanso eterno. Los recuerdo con afecto y agradecimiento, con la luz encendida del amor por siempre.

A mis amables lectores, amigos y familiares les deseo un final de año pacífico y feliz y les auguro un nuevo año de 2022, con la esperanza fincada en que la patria surja triunfante en las cruciales elecciones que se avecinan y Colombia continué la senda de desarrollo humano que necesita. A todas, todos, un fuerte abrazo, feliz nuevo año.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net