Opinión / AGOSTO 06 DE 2022

Mecanismo sicolingüístico

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El mecanismo sicolingüístico es la capacidad de abstraerse de una situación y verla desde afuera, se usa para procurar dar solución a problemas, para reconocernos en medio de conversaciones, acciones, pensamientos.

“Los pensamientos son cosas”, existe magia en el poder crear con ideas realidades objetivas que se dibujan en principio con palabras, palabras no dichas, palabras pensadas. Tener la capacidad para expresar pensamientos y sentimientos por medio de la palabra es inherente al ser humano, esa es una capacidad humana, biológica, automática; a no ser que exista una discapacidad, los seres humanos del planeta hablamos, por más aislada que sea la tribu en la que habitamos, tenemos una capacidad genética para articular el lenguaje, el lenguaje nos define como especie y lo hemos ido aprendiendo año tras año sobre automatismos. 

Ya hace varios años se reconoció la importancia de prestar atención a las palabras que usamos para compartir, para conversar con el otro y con nosotros mismos. Las palabras generan emociones, las emociones generan acciones, las acciones generan hechos. Cambiar nuestra forma de ser y de estar es viable cuando tenemos la posibilidad de poner en palabras las sensaciones.

Antes de que existan las palabras habladas, debe haber un pensamiento revelado por palabras silenciosas, esas escuchadas solo por cada una, cada uno de nosotros. “Las palabras funcionan –inicialmente- en el cerebro” de quien las piensa, de quien las escucha; de ahí la importancia del uso del lenguaje positivo y consciente – conectando de manera verbal y no verbal con nosotros y con los demás-. 

El uso del lenguaje como herramienta nos permite compartir, empatizar y no solo es un tema gramatical, un tema de sintaxis; “el lenguajes es una herramienta libre de costo que se puede desarrollar de modo adecuado”.

Cuando conectamos de manera verbal, las palabras –el discurso- son el 7% de nuestra comunicación, el resto es lenguaje corporal, estas cifras pueden variar dependiendo de la situación y lo que se comunica. Para interpretar correctamente el lenguaje debemos considerar: 1. Contexto: circunstancias que rodean una situación. 2. Secuencialidad: el orden de los gestos “no es lo mismo un gesto de duda seguido de uno de aprobación, que lo inverso. El primero nos hablaría de una evaluación positiva o una conclusión y en el segundo de un cambio de opinión”. 3. Variabilidad: “cada acto no verbal tiene diferentes formas de manifestarse.

Para interpretar acertadamente un gesto, debemos ser capaces de reconocer tanto la estructura implícita en los movimientos que lo conforman, como las características específicas”. 4. Relevancia: se debe buscar un patrón. A veces vivimos situaciones que recordamos posteriormente, reaccionando con gestos al recordarlas, dando un mensaje mixto frente al momento que se vive. 5. Sincronía: ¨cuando la comunicación no verbal y la verbal están en sincronía, el gesto es genuino¨. 6. Ritmo: ¨la combinación armoniosa de sonidos, voces o palabras, que incluyen las pausas, los silencios y los cortes necesarios para que resulte grato a los sentidos¨. 7. Volumen: ¨llamado también intensidad de la voz equivale a la fuerza en que se emite el sonido¨. 8. Idioma: los gestos que acompañan a nuestro lenguaje son distintos dependiendo de los idiomas. 9. Cultura: las diferentes culturas emplean los mismos gestos con un significado diferente.

Hoy la invitación es a aprender a abstraernos de una situación, verla desde afuera; a hacer uso de del mecanismo sicolingüístico. Te invitamos a conferir conocimiento vivo, a compartir esta columna. 

Agradecimiento a Neville Gaddard, Estrella Montolío, Albert Mehrabian, Mario Alonso Puig, Manuel Campo Vidal, Luis Castellanos, Josiah Royce, Rulicki Sergio, Escuela internacional de coaching, neurociencia aplicada, comunicación oral y corporal, patrimonio cultural inmaterial.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net