l
Opinión / ABRIL 02 DE 2024

Mejor el saber

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La mejor lección de la semana mayor para los creyentes es la fe renovada y en mi caso, además, una reflexión válida para todos los tiempos, de la mano del eminente escritor y crítico  Harold Bloom, norteamericano nacido en New York con más de cuarenta  libros publicados; en uno de sus mejores trabajos ( 1 ) “que proporciona a los lectores un mayor entendimiento y les conducirá con renovada pasión a las páginas de los escritores que más han contribuido a nuestra cultura. Un libro profundo en sí mismo que, sin duda, pasará a formar parte de nuestro canon literario”.

Con sobrada solvencia el distinguido profesor de la Universidad de Yale incursiona por el poder de la sabiduría, las más grandes ideas como los más grandes acontecimientos, la sabiduría cristiana- los evangelios de Santo Tomás y San Agustín- y finalmente némesis y sabiduría.

Autor de Cómo leer y porqué, lo recomiendo por la necesidad perentoria de adquirir el buen hábito de la lectura, no solo para vivir mejor, para liberar el ser interior y alcanzar mejores niveles   de libertad superior, bien lo dice el autor: “ (…) Se trata de una sabiduría perfecta, equilibrada. Me afirmo, pero si tan solo hablo en mi favor, resulta insuficiente, y si ahora mismo no levanto mi voz tanto en mi nombre como en el de los otros, ¿Cuándo lo haré? (…) no digas que estudiarás cuando tengas tiempo libre, pues a lo mejor no lo tendrás nunca (…)”.

Un libro esencial que es bella lección sobre la importancia del saber en la vida cotidiana, mensaje pedagógico que debe concitar el esfuerzo de todos aquellos que cumplen el sagrado deber de enseñar a los demás, que ayudan a los demás seres humanos en su proceso de adquirir saberes fundamentales.

En la página 44 de la obra que comento, es claro al señalar: “ (…) Nuestra civilización sigue escindida entre un conocimiento y una estética helenas y  una moralidad y una religión hebreas. Podríamos decir que la mano de civilización occidental ( y de hecho gran parte de la oriental) tiene cinco dedos heterogéneos: Moisés, Sócrates, Jesús, Shakespeare y Freud. La cultura de Platón es totalmente socrática (…)”

Como entre gustos no hay disgustos, cabrían de acuerdo a la visión personal, muchos personajes de aquí y allá, pero lo que importa en esta preciosa obra es el mensaje del saber en la vida cotidiana, y el afianzamiento de los diferentes saberes en la cultura y la existencia: “ (…) la verdad , según el poeta William Butler Yeats , no puede conocerse, pero puede encarnarse. De la sabiduría yo, personalmente, afirmo lo contrario: no podemos encarnarla, aunque podemos enseñar cómo conocer la sabiduría, la identifiquemos o no con la Verdad que podría hacernos libres” ( pág. 259).

***

Arlés Arbeláez.

Conocido en los parqueos del supermercado Laureles, gentil y buen señor, muerto en un absurdo accidente ocasionado por una señora borracha; con muchísimo dolor registro su partida y me uno a las voces de repudio por este lamentable hecho.

1) Bloom Harold.2005. ¿Dónde se encuentra la sabiduría?. Alfaguara. Taurus. 259 páginas.  
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net