Opinión / MAYO 04 DE 2021

Metodología y planeación deportiva

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Por lo que se ha observado hasta el momento, con las gestiones del gobernador Roberto Jairo Jaramillo, el alcalde de Armenia, José Manuel Ríos, y el comité organizador de los Juegos Nacionales y  Paranacionales  2023, la recuperación y mantenimiento de escenarios deportivos y la construcción del complejo acuático, el centro  multideportes  y la bolera no tendrán mayores tropiezos; allí no hay discusión. Donde sí hay una enorme incertidumbre es en la preparación, acondicionamiento y rendimiento deportivo; a hoy no son claras las metodologías y planeación deportivas utilizadas en las ligas quindianas; extrañamente lo que se observa es un grupo, de cuatro o cinco ligas con sus presidentes, técnicos y entrenadores respirando amarguras y evocando glorias pasadas, no les gusta nada y promueven perversamente el rumor y el mal ambiente entre los deportistas y las administraciones departamental y municipal; y existe un grupo similar, pero con otras intenciones, estos creen que lo han ganado todo, que están sobrados, que están por encima de todo y de todos; pero la realidad es bien diferente, tanto los unos como los otros están equivocados; no entienden que la metodología deportiva está enfocada en la identificación de talentos deportivos, mediante procesos serios, responsables y rigurosos, por lo que, demanda una planeación y programación sistemática, continua basada en entrenamientos, tácticas, estrategias e intercambios; por fuera de lo temporal, tiene que ser permanente, a través de una adecuada planeación deportiva, que incluya ordenamiento del conocimiento, que concentre lo físico-atlético, lo técnico-táctico y lo  sicoanímico, mediante planes anuales, bianuales y plurianuales, los cuáles dependen del calendario de competición. En ese contexto las ligas, sus directivas, entrenadores y deportistas tienen que concertar mecanismos de fortalecimiento institucional y de alianzas estratégicas en sinergia con Indeportes e  Imdera, que conduzcan al fortalecimiento de todas las disciplinas del deporte; pues es claro que, la organización deportiva que no acepte que la metodología, con una acertada planeación, es la herramienta eficaz de la estructuración y diseño de todas las manifestaciones deportivas, como también de los mecanismos de control y valoración de resultados. Es el momento ideal para que las ligas quindianas comprendan que el trabajo de formación deportiva no es unipersonal, es polivalente, que requiere el aporte de metodólogos y planificadores deportivos, nutricionistas, sicólogos, preparadores físicos y, por su puesto entrenadores; y tienen que mostrar gestión y resultados reales, coherentes con los calendarios de competencias. Es hora de asumir responsabilidades de cara a los juegos 2023, hay que separar los aspectos personales y pensar en colectivo; el fortalecimiento deportivo es responsabilidad de la institucionalidad y de las ligas deportivas; pero sin caprichos, sin vanidades, sin conceptos cerrados; hay que abrirle paso a la concertación, pero con planeación, con indicadores y con resultados; no se debe olvidar que el entrenamiento deportivo y sus resultados es un proceso pedagógico, biológico, cultural y social de preparación de los deportistas, con la finalidad de obtener los mejores resultados en las competencias. Quien no lo entienda así, no puede ser líder deportivo. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net