Opinión / SEPTIEMBRE 27 DE 2022

Mientras tanto: “Obras con responsables”

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Para entregar su mandato, el presidente Duque ofreció una obra a los gobernadores de Caldas, Risaralda y Quindío. Caldas pidió más plata para Aeropalestina; Risaralda quiso un hospital de cuarto nivel o de “alta complejidad”, y Quindío pidió la doble calzada de Calarcá hasta Cartago. Los mandatarios no necesitaron gestionar; el presidente ofreció un regalo y lo entregó. Queriendo unir a venezolanos y colombianos con el Pacífico, hace más de 30 años se propuso hacer la Troncal Caracas – Buenaventura, aproximadamente 1.950 kilómetros. Para lograrlo debía pasar por Cajamarca en el Tolima, cruzar la Cordillera de Los Andes del Quindío por un túnel y seguir hacia Calarcá, Armenia, Montenegro, Quimbaya, Alcalá y Cartago, de manera que Invías estaba obligado a hacer esa doble calzada para llegar al Pacífico. Entonces el Quindío pudo haber pedido otro regalo. Invías mostró la necesidad nacional de la obra haciendo doble calzada entre La María – Armenia que entregará en enero de 2023. Hay dificultades comprando predios, pero aplicando la ley, se solucionará. En Calarcá para avanzar en la doble calzada, era necesario comprarle terrenos a Abrazar avaluados en $2.500 millones, pero el juzgado sexto administrativo determinó que ese predio es del departamento y Abrazar no pudo recibir esos recursos. El predio no se legaliza porque dicen que todavía está registrado a favor de Caldas. Es decir, que nunca ha sido de Abrazar y cuando se registre en el Quindío, su dueño será el departamento. 

Comentaba Carlos Felipe Sabogal Ocampo, encargado de la doble calzada Calarcá – Quimbaya y Cartago, que finalizando 2023 tendrá la vía adecuada en río Espejo Montenegro y la meta en Cartago será terminando 2025 y ahí ya desboca al Pacífico. 

Carlos Felipe es un funcionario para mostrar. Calarqueño, hijo de Carlos Fernando Sabogal y Tulia, sobrino de “Chola”, se siente afortunado de hacer esta maravillosa obra para la tierra donde nació. Ingeniero civil de la Uniquindío, tuvo por 10 años la gestión técnica del túnel de La Línea. Su capacidad lo tiene hoy como gerente de grandes proyectos de Invías. No es un cargo cualquiera. Razona con fluidez cuando pone su mentalidad en los programas de infraestructura vial para mejorar la competitividad del país, disminuyendo costos y tiempos de transporte de personas y carga, desde los puntos de manufactura hasta los puertos de exportación. Los expertos nacionales e internacionales dicen que la débil infraestructura nuestra impide crecer la economía y la competitividad colombianas, sin embargo, Carlos Felipe con sus argumentos se propone sacar del atraso por décadas al Eje Cafetero, beneficiándolo en vial, para impactar positivamente en la competitividad, transporte de personas y bienes, e incluso llevar al Estado a regiones alejadas. Las dobles calzadas las necesita Colombia por sus tratados de libre comercio con los vecinos y facilitan el flujo vehicular y la seguridad vial en nuestros departamentos, que hoy están dedicados viviendo de la oferta de turismo para los viajeros de este país y naciones vecinas. 

Punto seguido: Algunos gobernantes en sus boletines se muestran como seres especiales. Leamos la formación académica de Carlos Felipe Sabogal Ocampo: 

Ingeniero Civil Uniquindío; especialista en Administración EAFIT y en Gestión Ambiental Unipontificia Medellín; Gobernabilidad, Gerencia Política y Gestión Pública, Universidades George Washington y Rosario, (beca CAF) Bogotá; Maestría internacional en tráfico, transportes y seguridad vial, (beca OEA) Madrid, España. Y profesor de maestría de Uniandes y expositor invitado de proyectos especiales (túneles) en el BID. Para ser tan importante, no necesita mandar a hacer boletines de prensa. Hay que felicitarlo. 

Punto y aparte: Cuando Mario Castaño pidió sentencia anticipada, en un despacho gubernamental preguntaron “cómo se pide” una licencia no remunerada. En la Guía de Administración Pública, “ABC de situaciones administrativas”, página 8, numeral 4.1, está la respuesta. Debería pedirla.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net