Opinión / ENERO 24 DE 2023

Mientras tanto: “Policías sin motivos”

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Afectados por el desorden prefabricado por el presidente, ministro y director nacional, podría venirse en masa, la renuncia de miles de policías.

Según nuestra Constitución, artículo 218, la Policía Nacional debe garantizar las condiciones para el ejercicio de los derechos ciudadanos y libertades públicas de los residentes en el país y mantener el orden público para que convivan en paz. Así nació ese cuerpo armado, de naturaleza civil.

Siendo César Gaviria Trujillo presidente (1990-1994), los policías le anunciaron huelga, justamente cuando Pablo Escobar mataba ministros, candidatos presidenciales, jueces, periodistas y policías, adueñándose del país y el presidente quería que los policías lo persiguieran, detuvieran y capturaran por un miserable sueldo. Alivió el tema de la huelga aumentando salarios, con retiro y pensión programada para 15 y 20 años de servicio, bajo expresas condiciones.

Años más tarde, nuevas normas les embolataron los ascensos, bonificaciones y cargaron las pensiones a 20 y 25 años violando flagrantemente sus derechos legalmente adquiridos. Demandado ese atropello, el Consejo de Estado puso las cosas en orden en el año 2018 y desde entonces cerca de 38.000 policías podrían pensionarse a los 15 años, con una platica y emprender otros oficios, en todo caso menos a hacerse matar por un salario de hambre y sin garantías laborales. Para reemplazar esos 38.000 retirados se han matriculado aproximadamente 12.000, de los cuales 3.000 están en formación; es decir, 38.000 han sido reemplazados únicamente por 9.000 policías. Hoy la policía tiene 165.115 integrantes, 134.941 hombres y 30.174 mujeres; de ellos 160.789 son uniformados y 4.326 no uniformados.

Con la protesta social del año 2021, quedaron amarrados. Mientras los superiores daban las órdenes de hacer respetar la Constitución y la ley como fuera, la Fiscalía y Procuraduría disparaban investigaciones por montones contra los policías por presuntas violaciones a los Derechos Humanos, amenazados con la destitución y conductas penales, suspendidos, con familia para mantener y pagando abogados para su defensa, porque los superiores que daban esas  órdenes, los dejaron solos y jodidos.    

Los policías del año 2023 sienten que su moral y espíritu de servicio han sido pisoteados, humillados y su trabajo poco valorado, porque el gobierno sorprendentemente está limitando sus actuaciones, dejando a sus integrantes en físicos cueros, desapareciendo su misión de perseguir, capturar, acusar y llevar los delincuentes ante los jueces, por atentar contra la vida, honra y bienes de los asociados. Su misión hoy es dejar que los insulten y les peguen.

Punto seguido: Los policías no tienen confianza en este gobierno con los cambios de normas contra delincuentes, cambios de temas prestacionales y pensionales, quitando los subsidios de vivienda y con resultados fallidos en concursos de méritos. Eso les está animando a su retiro de la actividad, los que serán reemplazados con “gestores de paz”.  

Dos puntos: Hoy otros 20.00 policías sirven de escoltas, cargando las carteras de las esposas y los perros a los hijos de los congresistas en las puertas de supermercados, teatros y peluquerías por 70.000 pesos diarios (gana lo mismo un vigilante de carros) y lidiando con las permanentes borracheras y amanecidas de  servidores públicos. Ese no es su trabajo. Verdaderamente humillante. Si no hay policías, no nos quejemos.  

 Punto y aparte: Los dueños del peaje Armenia y Pereira y viceversa no se afectarán por no recibir más plata por peajes. Ese mayor valor no se vé utilizado   para mejorar el trayecto. Entonces no necesitan más dinero.  

Puntos suspensivos: Ayer fue publicada una encuesta en la que únicamente 18 personas, de cien consultadas, calificaron positivo el trabajo del gobernador Roberto. Es decir, de cinco preguntados, cuatro no lo apoyan. De cada cien quindianos preguntados, 82 no dan una buena calificación a Roberto. Esos 1.366 millones de publicidad para vanidad personal, lo mismo que el billón, por ninguna parte se ven.  


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net