Opinión / MAYO 25 DE 2021

Náufragos del horizonte

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Con los años, la figura del escritor Jaime Buitrago Cardona se proyecta en la literatura contemporánea y crece cada vez más el número de sus lectores; dos hechos han contribuido a reconocer al ilustre narrador oriundo de Calarcá (1904-1963) en ámbitos sociales y culturales más amplios : la excelente tesis de grado de Natalia Benrey Zorro (1) y la publicación de varios relatos con un maravilloso prólogo de Leonel Giraldo, agudo intelectual y amplio conocedor cultural por sus extensas lecturas (2).

La tesis de la Universidad Javeriana en 2014 resalta los tres libros fundamentales de Buitrago, Pescadores del río Magdalena –1938– , Hombres trasplantados –1943– y la Tierra es del indio –1951– , una investigación valiosa, como la propia Natalia Benrey  lo explica: “El presente trabajo constituyó una valiosa labor de investigación para llegar a la obra de Buitrago, pues tanto la recepción de su obra, como la reconstrucción de la biografía fueron realizadas a partir de fuentes primarias consignadas en el archivo personal de Buitrago(…)”.

Considerado el novelista fundacional de la literatura del Quindío y pionero de la narrativa del Quindío, según palabras del portal literario de la Universidad Tecnológica de Pereira, la magnífica edición de la Biblioteca de Autores Quindianos incluye una serie de relatos y crónicas publicados en revistas y publicaciones bogotanas, donde el literato vivió la mayor parte de su vida.

Analizada la narrativa colombiana en el prólogo ya mencionado del ilustre Leonel Giraldo, destaca el papel de Buitrago –quien en su juventud a principios del siglo XX había bebido de las aguas cristalinas del río Santo Domingo– : “Jaime Buitrago no parece haber estado tan lejos, pero mucho menos cerca de ellos. En una nota de su primo Cardona Jaramillo sobre su texto inédito: El castellano en las normales, dice que “Buitrago es esencialmente  un solitario, poblado de luz y voces en la sangre”. Y pone sus novelas a la estatura de las de Osorio Lizarazo, Eduardo Zalamea Borda, Guillermo Edmundo Chávez “y otras  de altísimo significado” ( pág. 26).

Cuentista, publicó en los periódicos de la capital y nunca negó la profunda influencia de José Eustasio Rivera, en los numerosos trabajos cocidos a la realidad comarcana, a hechos sustanciales de la existencia humana, del trabajo cotidiano y del esfuerzo. Recomiendo la lectura de este libro que aproxima al lector a su prosa bien escrita y a su vida.

***

Museo Gráfico.

A nombre de la Academia de Historia del Quindío quero destacar y felicitar al señor alcalde de Calarcá, por la feliz decisión de que el excelente museo que reunió el inolvidable Luis Fernando Londoño, permanezca en la casa de la cultura. Bravo.

1) Benrey Zorro, Natalia. 2014. La trilogía novelística de Jaime Buitrago Cardona. Una herencia del humanismo conservador, en el siglo XX colombiano. Tesis de grado. Universidad Javeriana.

2) Buitrago, Jaime. 2019. Náufragos del horizonte y otros relatos. Biblioteca de Autores Quindianos. Optigraf. 186 páginas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net