Opinión / JUNIO 01 DE 2021

Negociación ya

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Los daños ocasionados por los vándalos y algunos antisociales alcanzan ya cerca de $12 billones, una buena reforma tributaria a la caneca de la basura, estropicios que deben subsanarse con el propio presupuesto, es decir los impuestos del pueblo; una amarga ironía que no piensan ni un minuto los destructores de palacios de justicia, del amoblamiento urbano y vial, de las edificaciones públicas y de los bienes de los particulares.

Es innegable la deuda social con los jóvenes, los sectores más pobres y los excluidos de la productividad y el trabajo; en este gobierno y en los próximos, se deben aplicar unos programas de choque —como lo anunció la señora alcalde de Bogotá— para atender con urgencia a estos sectores poblacionales. Así mismo, los gobiernos siguientes deben enfatizar en el empleo productivo y educación gratuita de buena calidad, teniendo especial cuidado con muchos jóvenes en situación francamente difícil.

Pero debemos decir con claridad que al llamado comité del paro se le ha salido el tema de las manifestaciones de las manos, porque después de las reuniones pacíficas, grupos pequeños de bárbaros, destruyen las ciudades, los pequeños negocios y el amoblamiento, y además por la poca firmeza en controlar los bloqueos en todo el país —que han disminuido, es cierto—  pero algunos se mantienen, generando un enorme tropiezo a la economía nacional, como el bloqueo a la refinería de Barrancabermeja, al abastecimiento alimentario y a otros elementos de primera necesidad.

Las manifestaciones pacíficas y las movilizaciones ciudadanas las permite la Constitución y las leyes y es un factor fundamental de la sociedad, pero el país está hasta aquí de la violencia, de los bloqueos y de los crudos enfrentamientos; un basta ya a la violencia y a la barbarie.

La mesa de negociación entre el gobierno y el comité del paro, debe acelerar y llegar a soluciones plausibles a la brevedad; negar una realidad social compleja sería una miopía y una lectura equivocada, no obstante, debe tenerse en cuenta la difícil situación fiscal de Colombia, que exige con urgencia una reforma tributaria, para que los sectores más ricos de la población colaboren con el impuesto al patrimonio, en los programas de bono solidario y ayudas a las familias deprimidas.

A estas alturas del paro es imperativo acelerar la negociación y el gobierno Duque imprimir la seriedad y urgencia del momento, sin dilaciones; la nación espera una pausa en el caos reinante.

Burila, un estudio enriquecido

La concesión Burila uno de los grandes episodios de la historia regional, estudiada a fondo por historiadores e investigadores, entre ellos el valioso trabajo de la notable Olga Cadena Corrales —q. e. p. d.— se enriquece ahora con la estupenda investigación del historiador Andrés Carrero, disertada recientemente por invitación de la AHQ. Bravo.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net