Opinión / FEBRERO 23 DE 2021

Nuestra apuesta

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Comenzó la vacunación contra la pandemia y es una noticia histórica no obstante el show mediático del gobierno, en fin, en lo sucesivo se esperan vacunar por lo menos 35 millones de colombianos; una excelente noticia que señala un derrotero menos siniestro para la economía y para la reactivación económica. En efecto, J. P. Morgan señaló en un informe1 conocido ayer que “la recuperación de Colombia no solamente superó la trayectoria que habíamos visto a comienzos de año sino que también deja al 2021 en un punto de partida aún mejor” y agrega que se abren las puertas para un crecimiento del 6 % este año; en este sentido tiene alguna razón en la medida que avance la vacunación y se reduzca la epidemia, como estamos observando actualmente.

No es un lecho de rosas todavía y falta mucho trecho para cantar victoria, pero vamos por el camino correcto, sin bajar el acelerador a la reactivación, los programas de vivienda que jalonan empleo y muchos campos económicos activos que irriguen crecimiento persistente, para subsanar los altos índices de desempleo.

Con un endeudamiento del 132 % del PIB y una difícil situación fiscal, el gobierno viene hablando de una posible reforma tributaria que le recoja 22 billones, por lo menos, pero en un año electoral, ha recibido el rechazo casi unánime, lo que exigirá poner en practica un estricto programa de austeridad en el gasto público, un impuesto a la riqueza y afilar más a la Dian, para recoger las contribuciones morosas; pero es claro que vía reactivación de otros campos, además del industrial, el país puede recibir ingresos si, por fin, tenemos en marcha el importante renglón del turismo y todos los servicios que se desprenden como restaurantes, bares, posadas, transporte, mil cosas más.

La reactivación es necesaria y el optimismo de los analistas frente al crecimiento da una señal esperanzadora para una época aciaga, donde han quedado muchos inversionistas quebrados o a punto de quebrarse, pero es válido el buen ambiente y nuevo camino, para afirmar que 2021 es el año del resurgimiento económico. Esa es nuestra apuesta.

Ramón Jairo Gómez Jaramillo

Con profundo dolor registramos la desaparición del distinguido ingeniero y gran señor, un líder cívico y un maravilloso amigo. Profesional sin tacha, Ramón Jairo desempeñó sus responsabilidades con absoluta honorabilidad; amó a su ciudad y velaba por ella como un vigilante avanzado de sus mejores causas, amigo de todos y gallardo en su humildad y pulcritud. Su familia, Ligia e hijos, pierden un padre y un esposo amantísimo, el Quindío a uno de sus mejores hombres y los amigos perdemos al mejor contertulio, leal, sincero, y querido al extremo. Allá en el cielo Ramoncito descansa en paz, en el seno del Padre. Paz en su tumba.

1 El Tiempo. 18.02.21


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net