Opinión / OCTUBRE 17 DE 2020

Pandemia, educación y virtualidad

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Es innegable que la educación escolarizada está viviendo una transformación acelerada e imprevista, debido a la pandemia que invade naciones y rincones de la mayor parte del planeta. Como es incuestionable que ante este otro aviso de la naturaleza tenemos que accionar un cambio sustancial en esta sociedad consumista y depredadora.

Los avances tecnológicos, especialmente en los sistemas de comunicación y sus dispositivos, aunque ya se venían dando, esta calamidad nos ha empujado aún más a su intensivo uso. La virtualidad hoy es tan necesaria como lo es la interlocución familiar, cultural, académica, social y económica.

Ante lo anterior el sistema educativo, maltrecho y con muchas deficiencias, ha tenido que adaptarse con tropiezos a esta nueva realidad presionada por la aparición de la Covid-19. Pero lo cierto hasta el momento es que no hay una planificación adecuada ni acciones certeras para que este tránsito no sea tan traumático y fuera justo y equitativo.

Pues bien, el ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Mintic, en un informe elaborado en 2019, nos dice que en el Quindío la penetración del internet es del 17.1 % y en la ciudad de Armenia el 24.4 %. 

Mientras que un sondeo recién sobre la conectividad en el departamento, realizado por la secretaría de asuntos pedagógicos, a través del centro de estudios e investigaciones docentes, del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Quindío, Suteq, fue llevado a cabo entre 2.885 padres de familia e indicó que es del 94.4 % en el sector urbano y el 5.6% en el rural. Los anteriores porcentajes como consecuencia de la dificultad de conectividad en la ruralidad. 

Este nos muestra que el 53.1 % de las familias no tienen computador en casa. Que el 91.5 % de las familias solo cuenta con un celular para la realización de las tareas escolares de sus hijos. Que esto ha generado un gasto mayor en datos y un costo adicional al cual no estaban preparados. La conectividad es 58.9 % por wifi, el 26.5 % prepago y el 10.7 % pospago. En todo caso, que no les alcanza todo el mes.

El 54 % de las familias, no cuenta con banda ancha. De quienes cuentan con una conectividad, el 85.8 % usa correo electrónico, el 87.4 % Facebook y el 98.7 % WhatsApp. Por igual nos dice que antes de la pandemia, el 71.3 % de los niños no conocía sobre el uso de las plataformas que hoy se requieren para tener acceso a este modelo de escolaridad.

Otras cifras muy reveladoras y alarmantes, si lo queremos, es la problemática que se les presenta a educadores con la conectividad, agravando aún más la compleja realidad de la educación en el departamento y lo podemos asegurar, en todo el país, con regiones aún más quedadas en la conectividad que se requiere. De esto hablaremos en una próxima columna. 
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net