Opinión / OCTUBRE 20 DE 2020

Panorama complejo

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

A pocos días de las cruciales elecciones de Estados Unidos, es imposible negar que la situación general es delicada, por el manejo irregular de la pandemia y por el debate electoral caldeado y con muchas aristas peligrosas.

Las revistas científicas de Estados Unidos como Nature y Science —entre las más reputadas por sus publicaciones científicas— han criticado duramente a Trump por el manejo de la Covid-19, por su falta de fe en el rigor de la ciencia, por su posición sobre el cambio climático; en un comunicado inusual critican al presidente y agregan: “(…) no podemos quedarnos al margen y dejar que la ciencia sea socavada”.

En efecto, la postura del gobierno ha sido errática en ciertos frentes, inclusive llegó al extremo de enfrentarse con algunos gobernadores y montar un tinglado de un supuesto contagio que apenas duró dos o tres días, con salida teatral del hospital. No lo es menos con los decisivos debates televisivos, cuyo primer encuentro se convirtió en un fiasco y de alguna manera, un irrespeto con el electorado norteamericano, que observó un triste espectáculo de insultos y muy pocas propuestas, el segundo debate no existió y esperamos por un tercero.

En todo caso, el debate y el proceso eleccionario han mostrado una sociedad dividida y erosionada, con enfrentamientos entre los bandos en disputa, apelando en algunos estados a hombres armados y a un ambiente friccionado y caldeado al extremo.

El destacado escritor y periodista Jon Lee Anderson —del The New Yorker— expresó en una entrevista (1) que existía “una efervescencia volátil muy fuerte”, atizada principalmente por Trump y sus huestes, que buscaría apelar a la violencia —en sus palabras— si fuere necesario; sin descartar el reportero la perspectiva de otra guerra civil. Como se sabe la gran nación sufrió entre 1861 y 1865 una cruenta guerra civil llamada de Secesión, que sumió al país en dolor y lágrimas.

Espero que no sea el caso a pesar de que The Washington Post ha dicho que Trump es el peor presidente de todos los tiempos”; muchos sectores piensan lo contrario como el partido republicano, los industriales, los propietarios de las grandes haciendas y amplios sectores urbanos.

Le corresponderá al candidato demócrata Biden concluir la campaña con mayor vigor y con un lenguaje moderado y tranquilo, para que no se caldeen los ánimos y se lleve a buen término el cambio en la presidencia del Estado más poderoso del mundo, como ha sido considerado después de la segunda guerra. Su fuerza de mano y estilo es necesario en esta hora crucial.

Vuela el Covid

La Constitución Política permite movilizaciones y paros, pero las aglomeraciones constituyen un peligroso caldo de cultivo para la pandemia que no cesa. La moderación y el buen sentido debe imperar. Ojalá.

1) Semana. Entrevista con María Jimena Dussan.15-10-20


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net