Opinión / MARZO 16 DE 2021

Pobreza en aumento

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El tercer rescate en Estados Unidos que aprobó el congreso de 1.9 millones de dólares, como consecuencia de la pandemia, constituye un sonoro éxito de Biden, para atender la población por lo menos con 1.400 dólares por persona, un paliativo valioso para una nación con enormes dramas producidos por la Covid; no es el único, desde luego, y en casi todos los lugares, los diferentes gobiernos intentan levantar la economía y ayudar la población.

En nuestro caso la situación no es menos fácil y a estas alturas, es posible afirmar que la pandemia rebasó los augurios del plan de desarrollo de rebajar la pobreza en seis puntos, es decir que pudieran salir de la pobreza por lo menos cerca de tres millones de personas, durante el cuatrienio Duque. El analista Roberto Angulo ha señalado en Portafolio: “Esta meta perdió vigencia desde el año pasado porque la pandemia generó un remezón en los supuestos macroeconómicos con los cuales se escribió el plan y, en segundo lugar, porque el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, introdujo mejoras en la medición que nos mostraron que la pobreza era más alta de lo que creíamos”.

El cuadro social de aumento de pobreza y del decaimiento de la clase media, debe llevar a medidas urgentes por parte del gobierno, además de las que  vienen imperando como el bono solidario y las diferentes ayudas establecidas por los gobiernos anteriores;  Chile —por ejemplo— acaba de establecer un paquete de rescate urgente de la clase media, y en los meses que le quedan a este gobierno y en los próximos, la reactivación económica y el tema social de atención a la pobreza, debe ser prioritario, en mi criterio. 

En este punto, la situación cubre al mundo entero y la pospandemia, una vez se haya vacunado a buena parte de la población, exige un fondo mundial robusto liderado por la banca mundial, con el aporte proporcional de los países más ricos, así se pudo restablecer Europa después de la Segunda Guerra Mundial, como bien lo expresa el notable historiador inglés Eric Hobsbawm (1). 

Para paliar la situación el gobierno estudia una posible reforma tributaria que le permita recursos urgentes que necesita para atender los gastos del estado, pero no se ve un ambiente propicio para que pueda salir adelante, con el agravante de tener los cupos de endeudamiento al tope. A corto plazo debe ponerse en marcha un drástico plan de austeridad en el gasto público que incluya adelgazar la estructura en algunos aspectos y la Dian, recuperar las evasiones y el ocultamiento malicioso de grandes capitales que no pagan impuestos o lo hacen en forma irrisoria. La pobreza crece como espuma.

1) Hobsbawm, Eric. 2013. Historia del siglo XX. Planeta. 614 páginas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net