Opinión / SEPTIEMBRE 14 DE 2021

Política industrial/empleo

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Después de enfrentar una pandemia de alto impacto en los sectores, es el momento que el país se enfoque en la generación de empleo y progreso. Colombia está dividido en varios países, lo cual  justifica  más la necesidad de ser federal y no centralista, hay regiones muy ricas y líderes en los temas educativos, deportivos, científicos y empresariales, mientras que otras  presentan altos niveles de pobreza; quienes tienen altos ingresos que no pueden invertir en su región porque los deben centralizar para su distribución lo que genera un efecto negativo. Si queremos generar progreso y desarrollo para las familias  es necesario enfrentar el mayor problema que es la corrupción, un monstruo manejado por la política corrupta que hace perder miles de millones que mejorarían el país, en especial en el sector rural, el cual es el 80 % del país. Las leyes deben ser sumamente fuertes contra el corrupto y el delincuente; no puede ser la indisciplina que hay hoy día, donde el delincuente con triquiñuelas queda libre al otro día. En los países desarrollados las leyes son muy fuertes contra todo el que actúe mal, esto los ha llevado a tener ciudades prósperas, limpias, educadas que son líderes en la fabricación de productos para el mundo. Colombia tiene recursos naturales, posición privilegiada, población y una alta creatividad, podemos convertirnos en una Irlanda, Finlandia, Polonia, República Checa, Singapur, países que antes eran muy pobres y hoy son potencias en la generación de productos con ciencia y valor agregado. El país debe apuntar a una nueva política de industrialización tanto en la zona urbana como rural que permita generar  empleos, donde las nuevas empresas se enfoquen en vender en el exterior y llegar a los 14.2 millones de hogares sin tanto intermediario que afecta a las empresas y a los consumidores. Hoy 83 % de lo que se exporta son bienes mineros sin ningún valor agregado que luego llegan al país con precios 10 veces más caros. Muy tímidamente se viene exportando bieanes agropecuarios y agroindustriales como flores, café y banano; pero tenemos una gama de productos que son deseados por los consumidores del mundo.  Según la Andi, se abren  posibilidades para los arándanos, mango fresco, uchuva, pasifloras, pollo, carne bovina y exportación de prendas  de vestir. Pero para que eso ocurra es necesario vender las regiones, se requieren megainversiones por lo cual es necesario la atracción de  inversiones extranjeras directas. Colombia tiene 4.450 empresas americanas que generan 100.000 empleos directos e indirectos en las áreas de agroindustria, manufactura, químicos, ciencias de la vida, materiales de construcción y textiles. Pero para generar grandes empresas con muchos empleos, se requiere un país competitivo  y productivo, que por la miopía de los gobiernos que se han tenido han endeudado el país, lo llenaron de altos impuestos, peajes y alzas de combustibles que hacen que producir sea más costoso que otras naciones.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net