Opinión / MAYO 21 DE 2022

Profesor(a)

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Ascesis es una palabra griega que significa ejercicio, entrenamiento y también hábito. De dicha palabra devienen términos como ascetismo y asceta que definen los ejercicios, prácticas o modos de vida que promueven la austeridad y moderación. Desde la filosofía de la educación, el estudio es entendido como una ascesis, un ejercicio. Los estudiantes y profesores se ejercitan en el estudio. 

¿Qué prácticas están asociadas al estudio?, ¿qué prácticas ejercitan profesores y estudiantes? Al decir de Jorge Larrosa, filósofo español, el lenguaje, la matemática y la atención son cosas que se ejercitan en los centros educativos. La escuela y la universidad son “gimnasios de la atención”, del lenguaje y razonamiento matemático, además un lugar para la ejercitación de la indagación. 

En la educación la actividad cotidiana ronda el ejercicio, entrenamiento y creación de hábitos para el estudio, es decir, para aquella actividad que invita a detener o suspender el acelerado mundo contemporáneo y pone a quien estudia frente al pensamiento, frente a las preguntas, esto de manera intensiva y profunda. El profesor(a) es quien se encarga de conducir estos ejercicios.

El profesor(a) es un ejercitante del estudio, vive en condición de preparación, puntualmente en preparar la atención. “El maestro (…) no transmite un saber (que no tiene), sino que actúa sobre la voluntad y el deseo, produciendo atención o, mejor, formando a personas atentas. Sus preguntas ¿y tú, qué ves?, ¿y tú, qué piensas?, producen y a la vez comprueban la atención.” (Larrosa, 2018)

Esta noble tarea de artesano que dedica y compromete su vida requiere ser cuidada. Así como el profesor(a) cuida de educar y formar la atención en los estudiantes, conviene cuidar la tarea que lleva a cabo el profesor(a), es importante cuidar de ese ejercicio que llena de calma, esperanza y sabiduría a alma y cuerpo. La amenaza de la lógica managerial y profesionalizante está presente en la actividad del profesor(a) y por tanto del estudiante. Un agresivo discurso de utilidad ha invadido la educación bajo modelos de estandarización, tanto en el nivel de educación básica y media como el nivel superior universitario. 

El sentido de ascesis, ejercicio con que nació la escuela en la Grecia clásica, no implicaban la competición ni mucho menos el combate. La preparación a través del ejercicio de la atención escolar, implica una suspensión y alejamiento de la competición. La educación no ha preparado, ejercitado o formado para el triunfo o el éxito, ese es un discurso externo, más asociado al mundo empresarial y gerencial, no nacido en los interiores de la educación.

Celebrar al profesor(a) conviene más asociarlo a su labor histórica de cuidado y ejercitación del espíritu, “de llamar la atención, de sostener la atención, de disciplinar la atención, de crear sujetos atentos. Y atentos, sobre todo, al mundo. No a sí mismos, sino al mundo”. (Larrosa, 2018)


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net