l
Opinión / ABRIL 09 DE 2024

Quindío, sede de los Juegos de la juventud

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

De acuerdo con el decreto 1052 de 2022, el Quindío será sede compartida con los departamentos de Caldas y Risaralda de los primeros juegos deportivos de la juventud 2024; este certamen tiene especial importancia porque servirá de catalizador del ciclo deportivo nacional. En el primer comité de los juegos, adelantado el pasado viernes 5 de abril en Manizales, se oficializó su estructura organizacional y de participación, contenida en la resolución 01000 del 28 de febrero de 2024, por medio de la cual se promulgó la carta fundamental de “Los Juegos Nacionales Juveniles, Eje Cafetero 2024”, lo que posibilita conocer las modalidades convocadas, competidores aptos y elegibles para participar y el juzgamiento en las diversas categorías. En el Quindío es evidente que, en lo relacionado con la parte organizacional y de coordinación logística, no hay inconvenientes, así se ha evidenciado con la planeación y ejecución de certámenes de gran dimensión como el mundial sub 20 de fútbol, dos veces los juegos nacionales y uno paranacional entre otros, con excelentes resultados; infortunadamente en lo concerniente a los escenarios deportivos no es posible afirmar lo mismo, aunque las obras que corresponden a la administración de Armenia a punto de culminar, así lo confirmó el alcalde James Padilla García; solo restan los trabajos complementarios como la iluminación, la pista de BMX y la bolera municipal; con lo que se garantiza el 100 % de lo correspondiente a la alcaldía de Armenia. Infortunadamente los escenarios deportivos responsabilidad de la administración departamental, como son las piscinas olímpica y semiolímpica y el centro multipropósito del deporte, avanzan muy lento y con un atraso enorme, sin embargo, es claro que el gobernador Juan Miguel Galvis Bedoya heredó ese problema de su antecesor Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, quien fue incapaz de hacer cumplir a los gerentes de proyecta los plazos y las inversiones mencionadas, pues el primer gerente, el caldense  Pablo César Herrera, está encartado con la justicia por corrupción administrativa en el caso las marionetas; y Lucas Jaramillo Cadavid, antioqueño un hombre soberbio, de mediocre desempeño, le mintió a la comunidad quindiana, a la prensa regional y nacional y a la asamblea departamental; la que extrañamente no exigió con rigor el cumplimiento al funcionario, hay todavía en la actual corporación diputados complacientes con la irresponsabilidad de “Luquitas Jaramillo” que guardaron silencio ante las reiteradas mentiras, pues anunciaba avance de obras, cuando ni siquiera había movimiento de tierras, es un mago de la farsa. Ahora para lograr la culminación de los escenarios en cuestión, ha dicho la actual gerente de Proyecta, Lina Marcela Roldán Prieto, que se requiere una adición presupuestal superior a los dieciséis mil millones de pesos, dineros que, difícilmente transferirá el gobierno de Gustavo Petro a la gobernación del Quindío. El mandatario Galvis Bedoya está optimista, cree que el nivel central en breve girará esa partida. No creo que sea tanta la dicha, eso no es prioridad para Petro; lo que significa que es muy probable que las piscinas y el centro deportivo tampoco se terminen para los primeros juegos de la juventud. Señor gobernador, hay herencias perversas.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net