Opinión / FEBRERO 26 DE 2022

Sinapsis cultural

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La sinapsis es el “espacio entre el extremo de una neurona y otra célula”.  Las neuronas se comunican entre sí en las uniones, en las sinapsis”. Cuando se propende por la articulación cultural con otras áreas del conocimiento se reconocen sinapsis —espacios para comunicarnos—. La sinopsis —“resumen breve y general de una cosa”—, es un término que se usa regularmente para presentar: guion audiovisual, novela, obra teatral—. Hoy tejo una sinopsis en el marco de la economía creativa y su industria con el ánimo de distinguir sinapsis culturales que más adelante nos permitan recibir, transmitir y comprender información, procesos, acciones viables, susceptibles de articulación al otro lado de la sinapsis. — “Cuando dos neuronas se unen el alcance es infinito”—.

1944, Theodor Adorno y Max Horkheimer acogen por primera vez el término industria cultural como crítica a los nuevos procesos industriales de la cultura.

1994, se posiciona el concepto de industrias creativas con el proyecto australiano “Creative Nation, que defendía la importancia del trabajo creativo, su aporte para la economía del país y el papel de las tecnologías como aliadas de la política cultural posibilitando la posterior inserción de sectores tecnológicos en el rol de las industrias creativas”.

1997, el secretario de cultura del Reino Unido Chris Smith cita “las industrias creativas tienen su origen en la creatividad, habilidad y talento individuales, presentan un potencial para la creación de riqueza y empleos por medio de la generación y comercialización de propiedad intelectual”. Entre los méritos del éxito del programa del Reino Unido se resaltan: la reorganización de sus industrias creativas para mostrarlas competitivas para sus países; las reflexiones de los cambios estructurales en la trama socioeconómica global y la revisión del sistema educativo. El concepto se replicó inicialmente en tres países con contextos diferentes; Singapur, Líbano y Colombia. 

2013, el Banco Interamericano de Desarrollo publica un manual que presenta ideas y conceptos clave para que Latinoamérica y el Caribe usen su riqueza basada en talento, propiedad intelectual, conectividad y herencia cultural. Basado “en el uso que las personas hacen de su imaginación creativa para aumentar el valor de una idea” y cuya finalidad es articular el trabajo de varias áreas artísticas para optimizar recursos y generar alternativas que dinamicen económicamente la cadena productiva del arte permitiendo su sostenibilidad.

2015, —la música, la escultura, la danza, el audiovisual, entre otras expresiones artísticas- usan un lenguaje plástico original, inédito que mueve fronteras del conocimiento entre disciplinas, son plataforma de innovación en diferentes áreas del conocimiento”.

2018, se acepta que “los procesos de creación, así como la investigación generan nuevo conocimiento, desarrollo tecnológico e innovación aunque su forma de desarrollar un proyecto y sus productos no correspondan al imaginario tradicional de la ciencia, reconociéndose dentro del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación —SNCTI—”. 

Los procesos de creación y de investigación manejan estructuras disciplinadas y planificadas donde la experimentación constante juega un rol importante en la consecución del producto final. 

Las industrias creativas es un concepto que abarca: bellas artes, expresiones artísticas, publicidad, arquitectura, diseño, moda, confección, artesanías y tecnologías de la comunicación y la información como fuerza motriz de la economía, estas industrias creativas también llamadas Industrias de contenido -películas, estudios musicales y editores de libros- son proveedoras de creatividad, de contenido, de dinámica económica, de experiencias creativas -promotores de conciertos, productores de ópera, danza, entre otros-; y de originales creativos -artesanos, artistas plásticos, dibujantes, maquilladores, directores de arte, productores de obra, entre otros-. Según la Unesco el término industrias culturales/creativas representa las industrias que “combinan la creación, la producción y la comercialización de contenidos creativos intangibles” o tangibles de naturaleza cultural. Las industrias culturales/creativas existen “cuando los bienes y servicios culturales/creativos se producen, reproducen, conservan y difunden según criterios industriales y comerciales, es decir, en serie y aplicando una estrategia de tipo económico”. 

Hoy la invitación es a fomentar, fortalecer la sinapsis cultural. Hoy te invitamos a retroalimentarnos, te invitamos a conferir conocimiento vivo, a compartir esta columna.

Agradecimientos a Creative Nation; Banco Interamericano de Desarrollo; Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Colombia; SNCTI; Theodor Adorno; Max Horkheimer; Chris Smith, Delgado; Pablo Picasso; Antonio Gaudí; Le Corbusier; George Lucas; Stanley Kubrick.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net