Opinión / MAYO 07 DE 2022

Tiempo caballo

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Paul McLean, 1913– 2007, científico que postula la existencia en el ser humano de 3 cerebros: neocortex, límbico y reptiliano. El cerebro reptiliano permite reaccionar ante el peligro inminente, una de esas reacciones es huir, una característica que compartimos con los equinos, el equino huye físicamente para sobrevivir aunque, el peligro sea real —objetivo— o ficticio —subjetivo—. En el coaching con equinos Adán Velásquez Ortega enseña que “los humanos no siempre corremos físicamente, a veces huimos cognitiva o emocionalmente de alguien o de algún sitio donde nos sentimos amenazados”. Entre los secretos de aprender a trabajar con equinos está el brindarles confianza, es importante que ellos se sientan tranquilos, seguros con nosotros, con los seres humanos. Nosotros aprendemos a sentir confianza en el ambiente, con compañeros de trabajo para fluir, para hacer lo que nos gusta hacer. 

La relación de los seres humanos con los equinos es en principio disfuncional, el equino evolucionó siendo, sintiéndose presa; el ser humano es un animal que evolucionó como su depredador natural; tanto las presas como los depredadores tienen rasgos o características físicas que denotan su pertenencia a cada grupo: ubicación de los ojos, movimientos físicos; características físicas que dificultan nuestra comunicación, relación armoniosa con ellos. A veces nuestra comunicación es disonante y agresiva para ellos, los seres humanos usamos códigos poco comprensibles para ellos y ellos se comunican a través de gestos que a los seres humanos se les dificulta comprender. Con esta columna, con esta historia, con este párelo, hoy hacemos un llamado a crear conciencia sobre nuestra comunicación no verbal; a prestar atención a los gestos que usamos para expresar pensamientos, emociones; a procurar que nuestros gestos sean amables, lejos de agresión para que los equinos y los demás seres vivos —entre ellos, otros seres humanos—, puedan sentirse tranquilos con nosotros. Hay estudios que demuestran que los equinos pueden entender 16 gestos de nuestro rostro. Abrir las manos en forma de araña es gesto de agresión para ellos, en su psique nuestra mano en esa posición parece la garra de un depredador.

Es importante suavizar la expresión verbal y no verbal. El éxito de la comunicación con los equinos y con otros seres humanos, consiste en dejar de ser agresivos en la forma de expresarnos que si bien no siempre se comprende, si se siente.

Cuando se desarrollan procesos de coaching con equinos, el tiempo es el tiempo caballo, tiempo dispuesto por el equino. Durante este tipo de coaching el trabajo inicia reconociendo el miedo propio del ser humano basado en su propia supervivencia, el cerebro cree que el animal va a lastimarle, situación que cambia con los ejercicios que se hacen. Adán aprendió a leer las personas, sus ojos, su forma de caminar, entre otros. Inicialmente son personas rígidas, dominadas por el miedo, con el transcurso del tiempo y la mediación de Adán, la persona siente confianza en ella, piensa que confía en ella y empieza a manifestarlo con sus movimientos, el equino interpreta eso, apareciendo la comunicación asertiva, la conexión con el animal, a partir de la conexión con su interior. 

Hoy las invitaciones son a dejar de apurar el paso, a vivir, a compartir, a aprender en tiempo caballo; a sentir confianza en cada uno, a confiar genuinamente; a fortalecer nuestros dinamo-ritmos. Hoy te invitamos a retroalimentarnos, te invitamos a conferir conocimiento vivo, a compartir esta columna. 

Agradecimientos a Fundapanaca, Diana Carolina Duque. 

Especial reconocimiento en vida a Alberto Lozano Arellano -patrimonio cultural inmaterial-, quien toda su vida fue caballista profesional siendo reconocido como el mejor montador de Colombia: paso fino, trocha y galope, mulares. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net