Opinión / DICIEMBRE 11 DE 2020

Túnel de La Línea

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El periódico La República en su edición del pasado jueves dice: El Instituto Nacional de Vías, Invías, aclaró que el deslizamiento de grandes proporciones ocurrido en el km 38+900 de la vía Calarcá-Cajamarca el pasado 1 de diciembre no se encuentra en el área del túnel de La Línea ni de los cuatro túneles contiguos a este que se pusieron en servicio en septiembre de 2020. Según la entidad, este deslizamiento no afecta la operación de la megaobra de infraestructura.

El área del deslizamiento en la zona del talud de Bellavista se halla a cerca de 4 kilómetros de distancia del portal del túnel de La Línea y se encuentra más cerca del municipio de Cajamarca, en el Tolima.

El Invías precisó que el área en la que se presentan las afectaciones del suelo corresponde al sector donde se construyen actualmente las obras de la doble calzada que deben entregarse en abril de 2021 para completar así la totalidad del proyecto Cruce de la Cordillera Central.

En la zona se venían adelantando trabajos de construcción de la segunda calzada. Para las fallas de la montaña detectadas la entidad había definido un plan de contingencia que incluía la estabilización del talud de Bellavista y la atención inmediata de sitios críticos, obras necesarias para la seguridad de los usuarios. Para llevar a cabo estos trabajos, desde el pasado 26 de octubre Invías venía realizando un cierre nocturno de la vía que operaba entre lunes y jueves, desde las 11 p. m. hasta las 5 a. m. del día siguiente, culminando el viernes a las 5 a. m., sin incluir sábados, domingos o días festivos. En horario diurno se permitía el tránsito de todo tipo de vehículos. Ahora las medidas adoptadas son principalmente para proteger la vida de los usuarios del corredor.

En el corredor se adoptaron las siguientes medidas: ampliar el horario de cierre desde las 2:00 p. m. hasta las 6:00 a. m. del día siguiente durante los próximos dos meses; y permitir el paso de transporte de carga y transporte público de pasajeros entre las 6:00 a. m. y las 2:00 p. m., dependiendo de las condiciones climáticas.

Además, mantener la restricción del paso de vehículos particulares por la vía Calarcá-Cajamarca, por lo que deberán tomar la ruta alterna por el Alto de Letras; y durante el horario de cierre diurno, el Invías realizará actividades de remoción y estabilización del talud de Bellavista. En las noches los trabajos continuarán si las lluvias y el comportamiento del talud así lo permiten.

Esta situación del cruce de la cordillera Central en Colombia y las actuales circunstancias nos demuestran una vez más que la infraestructura de vías y otras más como los aeropuertos, etc. son vitales para el desarrollo del país y la reactivación de la economía en esta pandemia Covid-19. Por ahora no queda otra opción que usar la vía alterna por el Alto de Letras y aprovechar los aeropuertos El Edén y Matecaña en el Eje Cafetero.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net