Opinión / FEBRERO 09 DE 2021

Un buen plan

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El decreto 109 de 29 de enero de 2021 adopta el plan nacional de vacunación, hace las consideraciones mundiales y locales sobre la existencia y avance de la pandemia de la Covid-19, las apreciaciones científicas y la forma como fue necesaria la  vacuna para combatir el virus, para finalmente establecer la población objeto, los criterios de priorización, las fases y la ruta  para la aplicación de la vacuna, los responsables del sistema general de seguridad social, como los administradores de los regímenes especiales y de excepción, en suma, el decreto está muy bien concebido y habla correctamente de la buena organización de este plan, que en el papel está perfecto.

En la realidad, las cosas podrían ser a otro precio y ojalá que se cumpla lo que está escrito. A nivel mundial se sabe que las buenas intenciones de la OMS, que la vacuna sea universal y gratuita, no se viene cumpliendo y algunos países ricos, vienen acaparando las vacunas, o generando diferentes presiones como la propia Unión Europea, situación que está dejando a muchos países más pobres, a la vera del camino, violando de alguna manera los convenios aprobados por la Organización Mundial del Comercio, OMC.

El presidente Biden ordenó por millones la vacunación en Estados Unidos y en sus palabras recientes sobre política exterior, mencionó a sus aliados y dejó por fuera a Colombia, que siempre ha sido su aliado fiel, actitud extraña que debe llamar la atención de nuestra diplomacia.

El plan está listo para ejecutar y ahora a esperar las vacunas; es muy seguro que contemos con las que otorga la plataforma covax 

—organizada por la OMS— y que los contratos y convenios firmados por el gobierno, sean respetados por los diferentes laboratorios, y vayan llegando con el correr de los días las cantidades que exige la doble vacunación de connacionales; es  ideal que se cumpla en toda su extensión las determinaciones del decreto 109, y además que exista buena disposición de los ciudadanos con la vacuna, una oportunidad valiosa y necesaria para la salud pública. Manos a la obra, con organización y calma.

***

Insólito.

La carta política de 1991, que nos rige, estableció una organización impecable para el Banco de la República, Emisor o Banco Central, creó entre otros aspectos, la figura del codirector, que debe tener las mismas exigencias del gerente general: una exquisita y rigurosa formación en economía monetaria y fiscal, macroeconomía, en banca y en finanzas. Esa regla de oro se ha cumplido pero el gobierno actual, rompió esa tradición y nombró a la hija de la embajadora, exministra señora Alicia Arango, con buena formación pero no en los campos requeridos para el Emisor. Además, desagrada el aire de nepotismo, con millares de notables profesionales sin ocupación.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net