l
Opinión / DICIEMBRE 04 DE 2023

Un fallo

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Tirios y troyanos quedaron contentos y se declararon vencedores. Como en la historia de los que lograron abandonar Troya, llegar a Tiro y luego abandonarlo previo suicidio de la gobernanta dejando una rivalidad ancestral, los que ayer discutieron sobre la ley de paz total, hoy reclaman la victoria sobre lo dicho y propuesto, aunque aquí el gran ganador es el derecho y la democracia al tener un fallo que reivindica la independencia y seriedad de la rama judicial.

La Constitución Nacional manifiesta que somos un estado social de derecho, y en ocasiones el ciudadano se pregunta si es cierto lo social ante la inequidad y de derecho frente al hechos violentos que ocurren en las regiones. Pero cuando la corte constitucional se expresa mediante un fallo para llamar al orden a los actores que en algún momento vulneran la legalidad o pretermiten procedimientos para aplicar decisiones importantes para el país se siente un aire de tranquilidad, entendiendo que hay quien haga respetar la institucionalidad creada por todos durante años, así requiera de cambios, pero ello dentro de los instrumentos creados por la democracia.

Los enfrentamientos populistas, de campaña, para la tribuna, quedan al descubierto cuando las decisiones judiciales ponen tono a la interpretación de los instrumentos legales creados para preservar el orden institucional o preservar la convivencia de todos. Las divergencias en el congreso de la república aun al interior de los propios partidos son bienvenidas, es la democracia viva, alejada de uniformismo, de la disciplina de perros y de la divergencia con los amigos, más el aporte para evitar catástrofes anunciadas y no escuchadas por la visceral decisión de ganar sin importar el qué y el cómo.

Ratifica la corte la importancia de lograr la paz, aspiración e ilusión de los colombianos que han sufrido tantas violencias, una de ellas recordada el día de ayer que tanto sufrimiento causó a los nacionales, y además una aspiración de todos los habitantes de la tierra desde que se conoce su historia, aun mas, predicada por todos los inspiradores de religiones y escuelas, el logro de la paz como aspiración global.  Pero no de cualquier manera, ni por la voluntad del gobernante por encima de las normas existentes, ni sin la participación del congreso como expresión de la democracia.

También define que nadie, desde ningún cargo podrá servir de torpedeador de los intentos del ejecutivo, que podrá aplicar la ley, el reglamento, con la autoridad que le concede la constitución, y solo será ese instrumento el que debe utilizar y no la pendencia ni la diatriba. Es claro en colocar cada loro en su estaca, recordar los instrumentos que se pueden aplicar de manera inmediata y la forma de reglamentar las nuevas intenciones y disposiciones.

Pero también es claro en llamar por su nombre y con quienes hoy si se puede negociar, con quienes no, dado su estatus en la escalada de acciones que afectan a los ciudadanos y la economía. Ha delimitado lo que se considera delincuencia común y grupos de otro contenido. Bienvenido el pronunciamiento que obliga a trabajar en conjunto e interinstitucionalmente.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net