Opinión / NOVIEMBRE 21 DE 2020

Un negocio familiar I

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En 2019, y faltando menos de 24 horas para concluir el nefasto gobierno de Carlos Eduardo Osorio Buriticá, un convenio —número 44— firmó el departamento del Quindío con [email protected] 

$4.741.315.360, sería la suma abonada con el fin de fortalecer el proyecto de un ‘centro de innovación y productividad’ para temas de negocios de café. 

Dicho proyecto tiene la idea de impactar 11 municipios del Quindío. El municipio de La Tebaida fue excluido. Pero antes de comunicarle a la opinión pública qué hay detrás de este irregular proyecto, brevemente intentaré construir en qué estado se encuentran, a nivel nacional, los centros de innovación y productiva bajo la vigilancia de Colciencias. 

El Quindío, con dicho proyecto, comenzaría a integrarse en los procesos de centros de innovación y productividad. Sin embargo, existen interesantes antecedentes en diferentes departamentos del país, cuyas entidades de investigación han sido reconocidas por el órgano de gobierno competente, Colciencias. 

Los reconocidos por Colciencias: uno en Santander: www.cpcoriente.org.co; en Antioquía dos: www.biointropic.com y https://cta.org.co; uno en Boyacá: www.crepib.org.co; en Tolima: https://www.cpt.org.co/; Bogotá: https://cintel.co/; y en Valle del Cauca: https://cnp.org.co/. 

Invito al lector a ingresar a cada una de las direcciones de internet citadas, y podrá formarse una idea general de los proyectos interesantes que vienen proponiendo aludidos departamentos. Un primer ejemplo: Boyacá: cuenta con 20 años de experiencia. Adelantan más de 50 proyectos. Este tipo de centros son más exitosos cuando se articulan con las universidades de la región. Y en efecto, se interpreta el proyecto del Quindío como algo distinto. Porque su naturaleza es más de carácter privado y no tiene conexión con universidades, ni con el Sena. Entonces apuntado proyecto —financiado con dineros de regalías— solo es una iniciativa familiar —Álvaro Tobón Jaramillo y Nubia Estela García—. 

Segundo ejemplo: el departamento del Valle del Cauca, con sede en Cali, su centro de innovación y productividad tiene una experiencia de cooperación internacional por más de 15 años con Japón. Ha sido exitoso porque construyeron diversas iniciativas de investigación. El departamento del Quindío, con su centro privado le está apostando a una sola línea de conocimiento, entorno a negocios de café. Y sobre ello, varias instituciones en el departamento lo vienen haciendo. Quieren descubrir cosas que otros ya han hecho. Luego, no es innovación. 

Lo anterior es a modo de introducción, está columna demostrará en los próximos sábados, las intenciones del gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas de seguir favoreciendo un proyecto que no le sirve a la región por el modo en que fue enfocado. Solo beneficia un negocio familiar. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net