Opinión / ENERO 26 DE 2021

Un nuevo aire

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Con un discurso esperanzador, optimista y con la promesa de retornar a los cauces de la democracia, asumió el poder el nuevo presidente de los Estados Unidos en una ceremonia cargada de emotividad, sin las multitudes acostumbradas, pero con la presencia de los expresidentes —excepto Carter, por asuntos de salud— y la mirada del mundo entero por las expectativas creadas por el asalto al capitolio y algunas actitudes del saliente presidente.

Las aguas vuelven a su cauce normal y el nuevo dignatario asumió las riendas de la pandemia que azota al mundo y duramente a Estados Unidos: En los próximos cien días es obligatorio el uso de tapabocas, con la aspiración presidencial de vacunar cien millones de personas en meses siguientes, además impartió varias medidas ejecutivas, algunas de ellas, derogando decisiones tomadas por Trump: suspender el retiro de la Organización Mundial de la Salud, OMS; regresar al acuerdo climático de París, con un responsable de primera línea John Kerry —secretario de Estado de Obama—; suspender la construcción del muro fronterizo, celebrado con júbilo en México; ampliación de la moratoria de arriendos e hipotecas; suspender la deportación de inmigrantes nacidos en Estados Unidos —los dreamers—  y, entre otras disposiciones, ordenó que los altos funcionarios deben firmar un compromiso ético. En relación con la Covid, los viajeros que llegan a los Estados Unidos deben haber sido vacunados y someterse a cuarentena.

Rodea al nuevo mandatario y a la agraciada vicepresidenta, una estela de admiración y esperanza dentro y fuera de la gran nación; es claro que apenas está saboreando las mieles del poder, muy pronto, con la cruenta pandemia, deberá asumir las riendas con ejecutividad y decisión; no recibe una nación en paz, sino profundamente dividida y quebrantada por los diferentes extremismos y un creciente influjo de las llamadas supremacías blancas, que denunció en su discurso.

Lo que importa es el imperio soberano de la democracia, la ley, la constitución y a ello deberá remitirse para gobernar los próximos cuatro años; utilizar su experiencia política para enderezar el rumbo y no desechar las cosas buenas que hizo Trump, como las relaciones internacionales. Buen viento y buena mar.

Jorge Eliécer

Ha partido el gran amigo, escritor y afamado periodista Jorge Eliécer Orozco Dávila, después de algunos padecimientos en su salud. Fue un ser humano vigoroso, excepcional, dotado de enorme talento y olfato periodístico, con singular capacidad de trabajo, que lo llevó desde ser un simpático cantante de barrio, a codearse con los mejores periodistas y personajes de Colombia.

Fue un gran amigo y con mucho dolor registro su viaje final; nos harás falta querido Jorgito.

¡Buen viaje hermano!


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net