Opinión / ENERO 13 DE 2021

Vampiros emocionales 2

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En muchas relaciones que analizo en la consulta veo con sorpresa que una de las personas de la relación se convierte en un vampiro con el otro. Su sicología se pone por encima del otro hasta el punto de quitar la energía emocional a su pareja.

Tal vez esta conducta es algo inconsciente que se da sin que los dos se den cuenta y tiene el mismo mecanismo del maltrato, se da un proceso de vulneración del otro y cuando esto se vuelve costumbre cada uno de los miembros de la relación acepta la situación hasta el punto de pensar que se aman y que necesitan esto para seguir con sus vidas.

Los vampiros emocionales son personas con algunas conductas negativas o manipuladoras que hacen que pensemos que ellos tienen la razón y que tienen poder sobre nosotros, en ocasiones hacen que sintamos culpa por su agresión, se vuelven silenciosos o utilizan el chantaje emocional como una de sus estrategias de manipulación, quieren que siempre el otro ceda terreno y pida perdón.

En una relación de pareja nos desgastan mucho emocionalmente ya que terminamos pensando que somos los culpables de las dificultades en la relación, siempre están siendo negativos frente a las situaciones o tienen algunas conductas de agresión sicológica de manera tan sutil que es difícil reconocerlas.

Cuando tenemos vampiros emocionales en nuestra vida salimos en las mañanas sin energía emocional, llegamos al trabajo sin ánimo, nos han robado gran parte de esa energía que necesitamos para afrontar la vida.

Cómo reconocer vampiros emocionales en las relaciones:

Personas que tienden a victimizarse y a creer que debemos verlos como víctimas.

Utilizan una situación negativa para siempre culparte por su conducta.

Manipulan tus emociones para que pienses que fue tu culpa su conducta inadecuada.

Pueden ser posesivos y hacerte pensar que eres su propiedad.

Te alejan de las personas que quieres, de amigos o familia.

Dañan las fechas especiales con una pataleta que no entiendes.

No permiten que tengas tus espacios individuales.

Generan múltiples pensamientos negativistas, siempre piensan lo peor de cada situación.

Para afrontar una relación con un vampiro emocional no siempre debo alejarme, puedo posibilitar la reflexión con él, llevándolo siempre a una realidad, haciendo que piense en su posición y que entienda las otras alternativas de conducta, esto permitirá tener relaciones emocionales y afectivas mucho más equilibradas y maduras.

Si después de esto veo que no cambia y no hay movilidad en sus emociones y conductas, lo mejor que puedo hacer es entender que no todas las personas están preparadas para evolucionar con nosotros y que tal vez debamos entender que primero está el amor que sentimos por nosotros mismos.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net