Opinión / MAYO 14 DE 2022

Yo diré

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

“Te rescatará de toda trampa y te protegerá de enfermedades mortales. Observa la conexión: Yo declaro y Dios hace”, Joel.

Este mensaje se ajusta perfectamente a nuestras múltiples necesidades y ayudarnos para poder expresar todo de lo que estamos careciendo, no solo en el orden material, sino también en el espiritual. Fueron muchos los que fueron afectados en sus ingresos, en sus empresas, en sus puestos de trabajo, en su tranquilidad, en su paz y claro está, en su salud.  En muchas ocasiones, cuando tenemos una cantidad de problemas, es posible que expresemos nuestro inconformismo, nuestra angustia, nuestro desánimo, por tantas cosas que teníamos en mente para realizar, que no fue posible hacerlo y por tanto sin querer, lo expresamos con palabras que en lugar de infundirnos ánimos, fortaleza, nos merman nuestras fuerzas y por qué no, nos conducen al fracaso; mayormente ahora, cuando todavía quedan rezagos del fenómeno denominado pandemia, que de muchas de sus secuelas, la más significativa ha sido la tan afectada salud mental; lo que ha ocasionado en algunas familias la tan comentada violencia intrafamiliar.  Dios, según Joel, nos dice: “Si eres suficientemente valiente como para decirlo, yo soy bastante valiente para hacerlo”. Tomemos estas sabias expresiones, en todo su significado, apliquemos juiciosos el Yo diré y miremos que nuestra fe se fortifica, nuestra esperanza también y todo pensamiento negativo se extingue, se apaga y pierde todo su poder. Veamos pues, cómo nuestro vocabulario, nuestras expresiones de derrota, de pérdida, aumentan la angustia, el desespero y tienen un poder ilimitado. No podemos permitir que nos afecten, nos desanimen, nos lleven al fracaso.  Tomemos estas sabias expresiones en todo su significado; apliquemos juiciosos el Yo Diré; miremos que nuestra fe se fortifica y nuestra esperanza también; además, todo pensamiento negativo se extingue, se apaga y pierde todo su poder.  “Es posible que esté enfrentando una enfermedad; pero cada vez que declara: Estoy saludable; estoy mejorando, usted está avanzando hacia la salud, la recuperación y la victoria”. Joel nos dice una vez más: “Lo que sea que Dios haya puesto en su corazón, necesita entrar en conversación. Hable como si fuera a suceder. Hable como si ya viniera en camino; no si va a suceder, sino cuándo va a suceder. Esa es su fe siendo soltada”

“A lo largo de la historia humana, nuestros líderes y pensadores más grandes han usado el poder de las palabras para transformar nuestras emociones, para alistarnos en sus causas y para dar forma al curso del destino. Las palabras no solo crean emociones, crean acciones. Y de nuestras acciones fluyen los resultados de nuestras vidas”, Tony Robbins.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net