Lunes, 11 Nov,2019
Economía / ABR 22 2019 / hace 6 meses

Por ahora, Quindío no es un destino potencial para realizar fracking

Autor : Cristhian Pérez

El tema ha suscitado polémica por los anuncios realizados en Naturgas, ante las necesidades del gremio, la técnica se ve como una solución. ¿Qué papel juega el departamento en todo esto?

Por ahora, Quindío no es un destino potencial para realizar fracking

El departamento no está preparado para la extracción de hidrocarburos. Foto : LA CRÓNICA

Durante el vigésimo congreso de Naturgas 2019 llevado a cabo en Cartagena, Orlando Cabrales Segovia, presidente de la Asociación Colombiana de gas natural, indicó que Colombia está lista para hacer el primer piloto de fracking, la técnica del fracturamiento hidráulico de roca generadora de hidrocarburos. 

“Debemos avanzar en un proyecto piloto que demuestre que la técnica de estimulación hidráulica puede hacerse cumpliendo todos los estándares técnicos y ambientales. Que sirva para potencializar a las instituciones que realizarán monitoreo y que le dé tranquilidad a las comunidades”.

Agregó: “Esperamos que la comisión de expertos convocada por el gobierno nacional dé a conocer el informe final de su investigación, y que el ministerio de Minas y Energía defina cuáles son los siguientes pasos para avanzar con este tipo de proyectos.”

Cabrales Segovia informó que el país tiene un potencial muy alto de hidrocarburos en estos yacimientos que puede acercarse a los 54 teras de pies cúbicos de gas —según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos— lo que implicaría multiplicar por diez nuestras reservas actuales.

Recomenadado: En La Tebaida y Quimbaya habrían remanentes para estudios en busca de petróleo, gas y agua

La afirmación fue titular en medios nacionales y generó polémica entre quienes defienden esta técnica y quienes advierten sobre sus consecuencias. Por esto, LA CRÓNICA indagó con autoridades nacionales y regionales con el objetivo de conocer qué papel jugaría el Quindío y lo que traería para el departamento si se llevase a cabo el fracking en la región.

De entrada, el ministerio de Minas y Energía – MinMinas explicó al periódico que, en la actualidad, el Quindío no es un destino para esta práctica que se tiene pensada en principio para lugares como el Cesar y Magdalena medio, por ser lugares estratégicos —por sus suelos y condiciones geográficas— para el fracturamiento hidráulico de roca generadora de hidrocarburos.

“En este momento estamos realizando estudios a nivel nacional, pero en el Quindío no hay hallazgos que nos digan que allí se podría realizar fracking.”

De igual manera, el gerente general de Efigas —la prestadora del servicio en el Eje Cafetero—, Carlos Alberto Mazeneth Dávila indicó que no ve con malos ojos el fracking pero descartó que el Quindío esté entre los lugares predilectos para este ejercicio.

“Nosotros como Efigas estamos de acuerdo ya que hay un potencial de gas en ciertos sectores del país haciendo un proceso responsable y con un plan piloto que se está realizando desde el ministerio de Minas para hacer una fracking, pienso que ese petroleo y ese gas que se encuentre hay que aprovecharlo de manera eficiente y responsable”.

Añadió: “En Cesar, Magdalena medio, son zonas muy estratégicas para iniciar ese proceso porque no estaríamos en la preocupación ambiental de contaminar fuentes hídricas. Es un buen plan para iniciar este proceso y responsablemente mirar la forma eficiente de explotarlo”.

Vea también: En el Quindío BanCO2 protege 235 hectáreas de los bosques

Sin embargo para Luis Carlos Serna, biólogo e investigador social, desde el momento que inicie esta práctica en Colombia, se pone en riesgo todo el país. 

“Todas las regiones de Colombia se encuentran en este momento en un altísimo estado de fragilidad. Si no se respeta el Amazonas que es sujeto de derechos, si no se respeta el patrimonio de la humanidad como Caño Cristales, ¿qué podemos esperar del Quindío que a hoy no tiene dolientes ni siquiera en su propio gobernador?, estamos en altísimos riesgo siempre”

Serna explicó que este tipo práctica es una “amenaza” para el futuro de las regiones, porque pone en riesgo todas las condiciones de agua tanto de carácter superficial como subterráneas.

“El Quindío está sobre el más grande abanico de aguas subterráneas de todos los Andes Centrales. Este abanico comprende gran parte del departamento, garantizando el futuro del agua para nuestra región. No se puede poner en riesgo de ninguna manera la calidad de estas aguas porque hacen parte de ese ciclo hídrico del cual nosotros nos abastecemos”.

Agregó: “Si bien nuestros ríos, la mayoría nacen en los páramos, también se nutren de todas estas aguas que afloran en nuestras montañas y en la parte baja de nuestro departamento donde por puntos de saturación se hace evidente esa riqueza de agua subterránea que nosotros tenemos, es por eso que el Quindío no puede, de ninguna forma, admitir este tipo de prácticas en nuestra región”. 

Serna opinó: “Hoy en Colombia se están entrando en áreas a hacer este tipo de prácticas donde realmente necesitamos es preservar, como es todo el área de la Amazonía, la Orinoquía, que es donde está la reserva ambiental que tenemos para nuestra región. El Quindío debe permanecer libre de fracking, libre de minería y libre de cualquier otra alteración que lleve a estos desequilibrios ecológicos.”

Enfatizó: “nos han vendido la idea de que los hidrocarburos son nuestra mayor fortaleza en términos del Producto Interno Bruto, PIB, pero cuando nosotros miramos los datos realmente lo que encontramos es que somos nosotros los ciudadanos en todo el ejercicio de pago de impuestos y condición financiera quienes aportamos el 57% del PIB y que los hidrocarburos apenas alcanzan un 5%. Nos pretenden demostrar que la riqueza está en la minería y los hidrocarburos cuando realmente la riqueza del país está en la gente.”

Recomendado: Oro, oro negro y oro verde, enemigos del agua
 

“Desconocemos si el Quindío tiene potencial para el Fracking”

El representante a la Cámara por el partido Liberal, Luciano Grisales, manifestó que no está de acuerdo con la explotación de yacimientos no convencionales y que debido a la falta de claridad, no hay certidumbre si el Quindío podría en un futuro ser un destino para estas técnicas. Sobre la práctica, el parlamentario respondió algunas preguntas. 

¿Cuál es su posición frente a los yacimientos no convencionales?

Hemos sostenido nuestra posición frente al tema. No estamos de acuerdo con la explotación de yacimientos no convencionales por medio del fracking. Esta posición resulta de considerar las investigaciones y la experiencia existente en otros lugares del mundo frente a los efectos de esta técnica sobre la salud de las comunidades, el ambiente, los recursos naturales y los riesgos geológicos que entrañan este tipo de actividades. Frente a esta práctica tenemos una incertidumbre en Colombia pues no contamos con información suficiente que nos dé certeza sobre riesgos y amenazas. Nosotros hemos insistido en que debemos acudir al principio de precaución y prevención consagrados constitucionalmente. Creemos que el país no está preparado para avanzar en esa dirección y no la creemos viable. De ahí que, junto con otros congresistas y con el apoyo de la Alianza Colombia Libre de Fracking —una plataforma que reúne diferentes actores que se han preocupado y han estudiado el tema—, seamos autores de un proyecto de ley que busca prohibir el desarrollo de esta técnica en el país. 

Al no existir conocimiento específico sobre geología, geografía e hidrogeología del país, desconocemos si territorios como el nuestro tienen potencial en estos recursos. Lo que las autoridades y la industria han señalado es que este potencial solo estaría en la cuenca del Magdalena medio y que solo allí se podría implementar proyectos de exploración y explotación de este tipo. Esto ya nos parece grave pues hablamos de un tesoro hídrico importantísimo para el país.

Le puede interesar: “Quindío ha perdido 1.208 hectáreas de café en 2018”: Comité de Cafeteros

¿Cómo ve el panorama a nivel nacional frente a este tema?

El tema ha generado cierta polarización en el país, porque en él intervienen muchos intereses y existe mucho en juego. Por un lado, están las comunidades que resultarían afectadas y algunos actores que, al advertir los riesgos que entraña esta actividad, han llevado al ámbito público esas preocupaciones y han nutrido el debate. Estos sectores, a su vez, se dividen entre aquellos que piden una moratoria hasta tanto no se tengan ciertas certezas sobre los daños y aquellos que, como yo, creemos que la actividad debe prohibirse porque, tanto los ecosistemas como las comunidades que resultarían afectadas, son extremadamente frágiles y porque este tipo de proyectos ahondarían en un modelo extractivista que desde ya deberíamos empezar a superar.

De otro lado, están la industria y el gobierno. Los primeros obviamente han insistido en la necesidad de avanzar en estos proyectos como una forma de mantener la autonomía energética en materia de hidrocarburos. Al mismo tiempo han minimizado los riesgos y las amenazas, lo cual de entrada me parece poco responsable.

El gobierno por su parte argumenta la necesidad de hacer fracking por el tema energético y de reservas y por el aspecto fiscal. Según esta versión, el país no puede darse el lujo de no desarrollar este tipo de explotación. Estas razones, siendo poderosas, han alineado al gobierno con la industria y ello se ha hecho a expensas de las comunidades.

El gobierno quiso dar al tema una justificación técnica y creó lo que llamó “la comisión de expertos” la cual generó múltiples lecturas. Nosotros asistimos a la presentación de su informe y lo que concluimos es que la comisión realizó recomendaciones precisas que señalan que el país no está preparado ni en lo técnico, ni en lo práctico, y menos en lo ambiental y lo institucional para desarrollar fracking.

Nosotros desde el Congreso hemos dado el debate, hemos escuchado los distintos puntos de vista, hemos expresado nuestra posición y nuestras preocupaciones, y con todo esto avanzaremos en un diálogo franco y abierto en la lucha por defender lo que estamos seguros es lo más valioso que tenemos: nuestra gente y sus derechos, nuestros recursos y nuestra biodiversidad.

Vea también: Desde hace 3 millones de años no había tanto CO2 como ahora
 

Contraloría: “Colombia no está lista para hacer fracking”

La Contraloría General de la República señaló en una publicación de su estudio sobre el tema, que el Estado no está preparado para establecer esta técnica de extracción de hidrocarburos no convencionales.

Un artículo de Semana Sostenible dio a conocer las conclusiones del estudio y las implicaciones que tendría el fracking según el ente de control.

“El informe indicó de las posibles afectaciones que traería el fracking a las fuentes de agua subterránea, al igual que la probable disminución del recurso hídrico superficial, los derrames o fugas de fluidos que podrían producirse, los riesgos en el manejo y disposición de las aguas de producción, y los efectos colaterales que esta técnica generaría como, por ejemplo, el aumento de la sismicidad y la contaminación por cuenta del inadecuado manejo en el transporte, almacenamiento y uso de sustancias peligrosas —químicos, lodos, aceites, fluidos— empleados para fracturación hidráulica.”

El ente de control aseguró que al país le hacen falta estudios técnicos, seguridad jurídica y fortaleza institucional. De acuerdo con Semana Sostenible, la Contraloría señaló que implementar en este momento esta técnica puede ser catastrófico e irreversible por los altos impactos sociales y ambientales que generaría.

Vea también: Calentamiento global afectó gravemente crecimiento de la Gran Barrera de Coral
 

“Solo quedan 11 años de reserva de gas en Colombia”

Diego Mesa Puyo, viceministro de Energía, señaló que solo quedan 11 años de reserva de gas, para lo que están adelantando acciones. 

“Una de la estrategias para favorecer el sector es la reducción gradual de la tarifa de régimen contributivo durante los próximos 4 años como incentivo para favorecer al sector. Los descuentos serán en Impuesto de renta, IVA e ICA. 

El viceministro informó entonces que hay incertidumbres con la reservas, por lo que se busca darle paso a la exploración de yacimientos no convencionales y luego a la exportación.

“La semana pasada se publicó el Informe de la comisión de expertos del gobierno que hace sugerencias y que convoca mesas técnicas de todo el aparato gubernamental para ver qué hacer con los yacimientos no convencionales. La viabilidad para realizar los pilotos de exploración de fracking se daría entre otras razones para no perder la autosuficiencia de gas natural e incluso ser exportador en el largo plazo. “Entendemos el sentido de urgencia que existe sobre si se aplicará o no dicha técnica, pero no podemos apresurarnos sino revisar todos los pros y los contras para el país y la comunidad de las zonas de influencia. El Gobierno no quiere perder la autosuficiencia e incluso ser exportador neto de gas natural pero es una decisión que se tome a la ligera”.

Vea también: Con el glifosato se contamina, mata y engaña

Alberto García, vicepresidente de Hidrocarburos y Explotación Mineral Drummond, en el congreso de Naturgas también se refirió al déficit que podría sufrir el país en el 2022 y las acciones que se deberían tomar, teniendo al fracking como una salida viable.

“Es importante tomar las decisiones que nos hace falta y es decantar la discusión y tenemos el informe de la Contraloría y la comisión de expertos que hacen un análisis técnico de las medidas que se deben tomar y con muchos puntos de convergencia. Esperamos que este gobierno resuelva la discusión porque necesitamos avanzar. La roca la tiene este país pero necesitamos reglas de juego claras y viabilidad. Estamos convencidos de que gas en Colombia sí hay y tenemos que avanzar para no pagar el precio de Argentina que está en desabastecimiento.”
 

Naturgas anuncia inversiones para 2019 cercanas a los 500 millones de dólares

La industria del gas en Colombia tiene previsto invertir este año más de US$500 millones en exploración, producción y transporte de gas natural, lo que mejorará la confiabilidad, transporte y cobertura de este combustible limpio, confirmó el presidente de Naturgas, Orlando Cabrales Segovia.

En la apertura del congreso Naturgas en Cartagena, señaló que: “la sola expansión de la infraestructura de transporte representa US$300 millones, lo que adicionará 220 millones de pies cúbicos /día al sistema, consolidándolo como uno de los mejores de Latinoamérica, con nuevas comprensoras y “loops”. Tengamos en cuenta que el consumo en Colombia es 1.000 millones de pies cúbicos /día, un aumento importante en la capacidad de transporte”, explicó el dirigente gremial. 

Cabrales Segovia también divulgó las razones por las que Colombia posee una de las más completas redes de transporte, ya que en los últimos cinco años se agregaron 278 km a la red de gasoductos, con los cuales se llegó a 7.499 kilómetros.

Vea también: ONU: la degradación medioambiental generará millones de muertes prematuras

Al aludir el gran potencial de gas natural para el país, el presidente de Naturgas explicó que esa perspectiva se afianza en yacimientos convencionales, como en el mar Caribe, y en los yacimientos no convencionales. “A final de este año, el 20% de la producción vendrá de descubrimientos hechos en los últimos años costa dentro en el Caribe, lo que confirma gran potencial para aumentar la producción local”, afirmó. “El gran reto es avanzar en nuevos proyectos para aprovechar los recursos que hay en el subsuelo marino y en tierra”, agregó.


Cristhian Pérez
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net