l
Opinión / JULIO 11 DE 2022

Toros alados, buenos vientos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La tragedia no es reciente, existe desde los tiempos cuando el hombre decidió disfrutar con la tortura y asesinato de un ser vivo. Murieron 4 personas en una corraleja en Espinal, cosa que lamentamos los amantes de la vida. Hoy la prensa se desgarra los cabellos y como plañideras elevan su voz, cuestionándose sobre esta práctica salvaje, cuando ha ignorado el grito de los animalistas, y el de los toros, que, desde lo más profundo de su dolor, claman por la abolición de este espectáculo indigno de tortura y muerte. Armenia gracias a los amantes de la vida, que por años luchamos tomándonos la calle, sin importarnos la arremetida del Esmad, ni la oscuridad del calabozo, logramos acabar las corridas de toros. Ahí está la plaza, convertida en nido de culebras, y pista de lanzamiento de astronautas criollos. Lástima que el alcalde Carlos Mario Álvarez Morales, que en paz descanse, no pudo terminar su mandato, pues llevaba muy adelantado el proyecto de convertir la plaza de toros El Bosque, en el teatro que Armenia y el Quindío reclaman. 

Un viento arrasador sopla fuerte en los pocos países, donde aún permiten esta práctica cruel y ruin. Ciudades de México, España, y Ecuador, están en el empeño humano, de sumarse a aquellas, que, como Barcelona, Duitama, Calarcá y Armenia, entre otras, han desterrado de su vida ciudadana la práctica vesánica, y degradante de las corridas de toros. 

En Colombia, han fracasado varios proyectos de ley abolicionistas de las corridas de toros, corralejas, rejoneo, peleas de gallos y de perros. El más reciente, el 410 de senado cuando le faltaba un debate, a los congresistas, no les alcanzó el tiempo para debatirlo, porque se dedicaron a autocondecorarse. El proyecto se hundió. Pero soplan buenos vientos, Gustavo Petro, formado humanísticamente en el amor a la vida, amigo de los animales y los animalistas, Con una bancada parlamentaria amante de la paz, del respeto por la vida en todas sus formas, de la dignidad animal y humana, les ha pedido a los alcaldes del país, no autorizar este tipo de espectáculos degradantes. El nuevo congreso tratará el tema de la abolición, y la ciudadanía está dispuesta a respaldarlo. El sueño soñado de los esclavos de tener su libertad es el mismo sueño de los animalistas, y de los animales, si es que sueñan, de pastar para la vida, no para su tortura y asesinato. 

De antemano, envío el abrazo de Gea y de Eros, el abrazo del amor y de la vida, a todos los congresistas que aprueben el proyecto que va a ser presentado; en las plazas de toros, Keres va de retirada. Voces de vida, recorren los aires de Colombia, los toros baten sus alas de plaza en plaza cantando la buena nueva. No volverán los gritos de dolor de los torturados, ni la sangre de caballos, de toros y toreros manchará la arena. Los congresistas alados, que voten para que se haga realidad el sueño, recibirán el aplauso de la vida. 
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net