Por Ejemplo / ENERO 11 DE 2023 / 3 semanas antes

Josefina de la Vega, un ejemplo de trabajo desinteresado por los menos favorecidos

Josefina de la Vega, un ejemplo de trabajo desinteresado por los menos favorecidos

Josefina de la Vega Vega es oriunda del Chocó, pero llegó al Quindío en 1976 en busca de oportunidades laborales.

 También es poeta y gestora cultural, reconocida por el ministerio del ramo.

Con la venta de hierbas y plantas medicinales, Josefina de la Vega Vega ayuda a las personas de menos recursos de Circasia. El pasado 24 de diciembre, con lo ahorrado de gran parte del año, celebró la Navidad a 60 niños del pueblo, les compró regalos y compartió con ellos un almuerzo alusivo a la fecha.

Siempre le ha gustado trabajar por los desfavorecidos, sin importar si son niños, adultos mayores o comunidades étnicas en situación de vulnerabilidad.

Josefina tiene 74 años es oriunda del Chocó, pero vivió en los municipios de Santa Cecilia y Pueblo Rico en Risaralda antes de llegar al Quindío a mediados de los años 70, donde encontró mejores oportunidades de trabajo. Recientemente fue finalista del Premio Comfenalco a la Mujer por su labor social. Además, es poeta y gestora cultural.
 

¿Cómo llegó al departamento del Quindío?

Yo llegué al Quindío en 1976 por cuestiones de trabajo, primero estuve en Calarcá por 6 años. Después me trasladé a Armenia donde tuve la oportunidad de manejar un depósito de naranjas desde 1982 hasta 1999. Luego del terremoto me fui a vivir a Circasia, donde construí mi vivienda propia, donde crie a mis hijos y acá estoy radicada.
 

Usted fue destacada entre las finalistas del Premio a la Mujer Comfenalco, ¿por qué la exaltaron?

Yo trabajo no solo para mi familia, hay personas que requieren de nuestro apoyo, de un acompañamiento, ya sea de manera monetaria o con alimentación, o medicina, me he esforzado por ayudar a muchos adultos, jóvenes y etnias. Desde muy joven fue un compromiso que me tracé. 

Ahora, no solo fue el Premio Comfenalco a la Mujer, a mí en el municipio me han destacado esa tarea que realizo con las comunidades más vulnerables, sin duda me siento feliz por ello.

Lea también: El poeta que convirtió la risa en el mejor tratamiento contra la adversidad. 
 

¿Qué sensación le generó ese reconocimiento de la caja de compensación familiar?

Fue motivo de alegría, el solo hecho de estar dentro de este grupo de finalistas me generó felicidad. Las que estuvimos en este grupo somos todas importantes, sacamos la cara por las mujeres de la región. Daniela Aristizábal Gómez ganó y no tengo duda que hará una magnífica representación en el certamen nacional en Bogotá

Yo tengo un almacén de hierbas y plantas medicinales para curar los males del cuerpo, parte de lo que gano lo aprovecho para ayudar a las personas, no me pregunte cuántos he beneficiado porque ya perdí la cuenta, pero me gusta aportar para hacer feliz a esta gente, aunque sea por un momento.

Sin embargo, me gusta ayudar a los niños en la temporada navideña, en estas fiestas de 2022 tuve a 60 chicos a los que les pudimos dar merienda diaria durante la novena de aguinaldos y el 24 de diciembre se le dio regalo, los niños merecen estrenar para la llegada del Niño Dios.

Lea también: La mujer que les enseña a los jóvenes vulnerables su propia valía. 

Lo que yo trabajo en mi negocio lo voy ahorrando para comprar los detalles de estos muchachos, gracias a Dios me alcanzó para no dejar a ningún niño son su obsequio.

Lo que me tocó invertir para dar los regalos fue entre $800.000 y un millón de pesos.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net