l

Fauna / FEBRERO 10 DE 2023 / 1 año antes

Los curiosos detalles de la codorniz crestada, un ave que se puede ver en el Quindío

Autor : Alberto Gómez Mejía / Especial para NUEVA CRÓNICA QUINDÍO

Los curiosos detalles de la codorniz crestada, un ave que se puede ver en el Quindío

Foto : Cortesía Alejandro Grajales / Birding & Herping

Está presente en los bosques secos tropicales, en los llanos y en la región andina hasta los 2.200 metros de altura. Colaboración especial del Jardín Botánico del Quindío para NUEVA CRÓNICA.

Las codornices más conocidas constituyen un grupo de aves del viejo mundo, específicamente eurasiáticas, agrupadas en la familia Phasianidae. A su turno, en América, existen las llamadas codornices del nuevo mundo, no relacionadas con aquellas y pertenecientes a una familia diferente, denominada Odontophoridae, que fue estudiada y publicada en 1844 por el reconocido científico John Gould, quien formó la palabra de dos vocablos griegos odóntos, ‘diente’ y phérein ‘llevar’, porque las codornices americanas tienen un pico más fuerte y son más grandes. Tiene dos subfamilias y nueve géneros, entre los cuales está Colinus, propuesto en 1820 por el zoólogo y paleontólogo alemán Georg August Goldfuss. La palabra latina colinus significa ‘colín’, ave que tiene la cola corta. 

El género Colinus tiene cuatro especies, entre las cuales se encuentra la codorniz crestada, publicada por el célebre naturalista Carlos Linneo en 1766; la descripción aparece en su libro ‘Sistema natural’, duodécima edición, en la página 277, incluida dentro del género Tetrao, que hoy hace parte de la familia Phasianidae, arriba mencionada; o sea que el protónimo o primer nombre científico fue Tetrao cristatus. Hoy se denomina Colinus cristatus, que en traducción libre significaría ‘ave crestada con cola recortada’. 

En inglés se le llama Crested Bobwhite, que corresponde a ‘codorniz crestada’; la palabra inglesa bobwhite es una onomatopeya, es decir, una imitación del canto de esta ave, que suena como oit, ooh-juait.

Lea también: Los enigmas que rodean al tororoi medialuna, un ave que solo se ve en Colombia y Ecuador

Se da en Centroamérica y en Suramérica, y en esta parte ocurre en buena parte de Colombia, salvo las regiones de Orinoquia y Amazonia, en casi toda Venezuela, en las Guayanas y en la desembocadura del río Amazonas. Está presente en los bosques secos tropicales, en los llanos y en la región andina hasta los 2.200 metros de altura. En el Quindío se ha observado en áreas abiertas. 

Según Birds Colombia esta ave tiene dimorfismo sexual: “en la hembra la ceja y la garganta son de color rufo, además posee un pico negro en su totalidad. El macho no posee color rufo en su cabeza, ni tampoco un pico totalmente negro; tiene una pequeña tonalidad café. Ambos poseen una pequeña cresta, pero la del macho es más ‘desordenada’ que la de la hembra. Poseen un pecho que exhibe manchas de color blanco. Sus alas son de color café oscuro, con manchas negras y pequeñas manchas blancas. Sus patas son de color carne”. 

Es un ave maravillosa. 


Temas Relacionados: Codorniz crestada Aves

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net