l

Historia / JULIO 29 DE 2022 / 1 año antes

Me encontré en la vida con… Gildardo Muñoz Quintero

Autor : Gabriel Echeverri Gónzalez

Me encontré en la vida con…  Gildardo Muñoz Quintero

Gildardo Muñoz Quintero.

Un hombre multifacético que contribuyó al desarrollo de Pueblo Tapao.

Veterano dirigente cívico de la región, nacido en Pueblo Tapao -corregimiento de Montenegro- el 9 de agosto de 1931, sus padres Claudio Muñoz Muñoz y Aura Quintero Restrepo; don Claudio avezado arriero y agricultor nacido en Ebéjico -Antioquia- y la señora Aura, oriunda de San José –Risaralda-, en dicho hogar nacieron 8 hermanos: Claudio, Lucero, Alberto, Libardo, Linora, Aurita, Álvaro y Gildardo.

Cursó sus estudios básicos en la escuela Santander de Montenegro, después de algunos años de residencia en Armenia y a raíz del incendio de un granero de víveres de su señor padre, resolvió la familia volver a su tierra natal, la finca llamada Pacífico, en Pueblo Tapao; con profesores particulares y con excelente formación autodidacta, Gildardo desarrolló su personalidad de dirigente y servidor ciudadano.

Contrajo matrimonio con la distinguida señora Bertha Posso Marulanda -nieta de don Miguel Marulanda fundador de Pueblo Tapao y de la señora Dolores Torres, oriundos del departamento de Risaralda- en dicho hogar nacieron 4 hijos: Luis Fernando, casado con Olga Inés Villegas González; Luz Elena, casada con Mario Jaramillo Bernal, 2 hijos: Gerónimo y María Antonia; Martha Lucía, matrimonio con Luis Fernando Toro; Carlos Alberto, matrimonio con Ruby Clavijo, 3 hijas: Jessica, Liza María y Angélica.

Gildardo es uno de los ejemplos más valiosos de pundonor y civismo, creció en la finca, vereda Once Casas, campesino vigoroso, pero a su vez lector voraz, se hizo experto en asuntos agrícolas, café, ganado, caña, caballos y mulas, con decidido empuje juvenil no solo por ser el mayor de los hermanos, además, por su proverbial capacidad de trabajo y su excelsa condición humana, que lo ha acompañado toda su existencia. Símbolo de pujanza, civismo, altruismo y decencia al servicio de su hermoso corregimiento.

Obras son amores

Infatigable defensor de su tierra desde la primera hora, participó con ahínco en la mayoría de obras y empresas cívicas, entre las cuales es dable mencionar: la construcción de la iglesia con ventas de empanadas, rifas y otras actividades, terminada finalmente con el nombre de Santísima Trinidad; con la creación de la acción comunal a nivel nacional, Gildardo fue el primer presidente de la correspondiente junta, creada por el gobernador de Caldas, Óscar Vélez Marulanda; gestor del puesto de salud con  la colaboración de los vecinos, entre ellos el infatigable Napoleón Chacón y el apoyo de la Alianza para el Progreso , en 1964; con su liderazgo, logró que el gobernador Silvio Ceballos Restrepo -7 de junio1980- 17 de marzo de 1981- ordenará la pavimentación de 5 kilómetros de la vía Armenia- Pueblo Tapao; fue el primer corregidor, gracias a la ayuda del dirigente liberal Alberto Marín Cardona, más conocido como el Grillo, con la directa intervención del  presidente Turbay Ayala; como se recuerda, la creación del corregimiento se hizo en 2 debates del concejo de Montenegro y el tercero y definitivo en el propio Pueblo Tapao.
 

Entre 1959 y 1960, administró tierras al empresario Guillermo Hurtado Ceballos -primo de Silvio Ceballos- lo cual le permitió con los vecinos, hacer la carretera desde el puente de la María, Once Casas, Río de La Vieja, hasta Riberalta, municipio de la Victoria -Valle del Cauca-, construida a pico y pala comunal, además en los años sesenta, se hizo otra de Pueblo Tapao, a Riberalta, Corozal, una vía terciaria.
 
Una obra indispensable

Con inmenso afecto recuerda el notable esfuerzo del exgobernador Jaime Lopera Gutiérrez quien en su gestión como gobernante -30 de agosto de 1983 - 7 de agosto de 1984- completó la pavimentación y la cabecera del corregimiento; más tarde, con el apoyo del Comité de Cafeteros del Quindío, el Comité Municipal de Montenegro, la gobernación, la alcaldía y el fervor de los vecinos, se logró la pavimentación de Pueblo Tapao a Once Casas, en los años de 1989- 1990.

Batallón Cisneros

En 1999 con el cruento suceso del terremoto, el Fondo para la reconstrucción del Eje Cafetero tomó la decisión de trasladar el Batallón Cisneros que a la postre fue construido en el corregimiento, con la invaluable ayuda de Muñoz Quintero, quien colaboró con la localización del lote donde funciona actualmente, una edificación moderna, cómoda y estratégicamente bien situada.

Cuerpo de Bomberos
 

Fundador y capitán de esta benemérita institución, orgullo de sus habitantes, esfuerzo mancomunado de todos los vecinos.

La marcha del adobe
 

Organizó la marcha del adobe para la construcción y el cerramiento del colegio Marco Fidel Suárez, estupenda institución que atiende bien a los jóvenes del corregimiento y las veredas cercanas.

Sociedad de Caballistas -Cabaquín-
 

Familiarizado desde niño a los caballos y cabalgatas en las tierras de sus padres, ha sido un fervoroso y experto caballista colombiano, impulsando sus organizaciones, encuentros y jornadas en diferentes lugares del país, en tal sentido, fundó la sociedad que los agrupa, presidencia que actualmente ocupa su nieto Jerónimo Jaramillo Muñoz.

Concejal de Montenegro, líder cívico de todas las horas, contando siempre con la estrecha colaboración abnegada de su señora esposa que lo ha acompañado desde hace más de 68 años, una compañera extraordinaria que con sus hijos, constituyen un hogar hospitalario sinigual; en efecto, por el acogedor hogar de Gildardo han pasado expresidentes, políticos, dirigentes nacionales, entre los cuales debo mencionar al doctor Uribe Vélez, al eminente Carlos Lleras Restrepo y, desde luego, a toda la dirigencia política y social de la región.

El famoso compositor y médico Jorge Villamil dejó la siguiente nota en una de las paredes de su casa: “Con mi afecto he venido a esta casa en donde he encontrado la amistad quindiana plena!”, en 1993, de su puño y letra.

Hogar Infantil

Gestor y artífice del Hogar Infantil, fue presidente de su junta directiva durante muchos años; de igual manera, contribuyó a la creación del coliseo múltiple deportivo, en donde se realizaba cada año la famosa exposición equina de la región, atractiva y con numerosa presencia.

Condecoraciones y reconocimientos

Recibió un reconocimiento especial de la Policía Quindío por su excelente colaboración, mayo 21 de 1994; la alcaldía de Montenegro y el club crines al viento, reconocimiento al mérito, diciembre 2009; el colegio Marco Fidel Suárez exaltó al fundador en los 20 años de su fundación; la gobernación del departamento del Quindío, como sincero testimonio de gratitud y reconocimiento a sus invaluables ejecutorias cívicas en bien del desarrollo y progreso de Pueblo Tapao, mayo 21 de 1994; la Asociación de Caballistas del Quindío le otorgó la medalla al Mérito Caballista por sus indudables apoyos y estrecha colaboración, su amor por el fomento equino y por las exposiciones realizadas en la región, firmada por el ex congresista Alberto Aristizábal Peláez, José Roberto Garay Giraldo y otros directivos de la época; exhibe además con orgullo numerosas distinciones, comunicaciones, gratitudes en virtud del inmenso afecto de las gentes; al superar una enfermedad, fue homenajeado por una multitud de ciudadanos encabezados por Arnulfo Botero –ya fallecido- como muestra viva del cariño granjeado durante su valiosa existencia.

Gildardo Muñoz Quintero es uno de los grandes valores del acogedor corregimiento de Pueblo Tapao y a lo largo de los años ha sido uno de los más vigorosos impulsores del civismo y de las  obras más significativas, con el apoyo decidido de los habitantes de ese hermoso paraíso; buen padre de familia con su distinguida esposa e hijos,  en la cumbre de su existencia , ha sido un ciudadano de bien dedicado al servicio de su comunidad ,a velar por los valores fundamentales de nuestro bello departamento; un ser humano altruista, servicial ,atento y acogedor cuyo largo periplo existencial quiero destacar ante sus conciudadanos y la nuevas generaciones.

Bueno como el agua, su casa es la embajada a donde llegan propios y extraños, recibidos con la amabilidad duradera y feliz de su familia, el lugar de las entrañas mágicas de la tierra quindiana, hospitalaria para siempre. Gracias, querido Gildardo, gracias por tu bondad y tu generosa condición de buen ciudadano.


Temas Relacionados: #Historia #Veterano

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net