l

Ambiente / OCTUBRE 11 DE 2023 / 4 meses antes

Eclipse ‘Anillo de fuego’ y sus impactos en la Tierra

Autor : Lorena Zapata López

Eclipse ‘Anillo de fuego’ y sus impactos en la Tierra

La recomendación es utilizar lentes o visores especiales que cuenten con protección para la observación solar; todo lo demás es riesgoso.

 En América Latina, incluyendo Colombia es donde mejor se podrá observar el evento espacial.  

Este 14 de octubre habrá un eclipse solar que se apreciará en Colombia y, según expertos, en Armenia será una de las regiones donde se podrá disfrutar de manera completa, ya que en otras zonas del país se verá parcial y no cubierta por la luna. Según la Nasa, la luna ocultará el sol en un 90 %.  

Un eclipse anular solar es un fenómeno que se produce cuando la luna que está lo más alejada posible de la Tierra se interpone entre el planeta y el sol, pero al estar tan lejos no logra cubrir por completo la superficie del sol y por eso deja ver a su alrededor un aro que se conoce como ‘Anillo de fuego’. De acuerdo con la Nasa estos eclipses suelen ser los más largos porque el anillo se puede ver hasta por diez minutos, pero por lo general, no dura más de cinco minutos.  

Existen eclipses lunares en cuya clasificación se encuentran: lunar total, lunar parcial y penumbral y, eclipses solares que comprenden: solar total, solar parcial y solar anular que es el que ocurrirá el próximo sábado. Los primeros no tienen un impacto directo significativo sobre la Tierra en términos de cambios físicos o ambientales, pero es diferente con los segundos en donde se involucra la interacción de la luz solar de manera directa.

Recomendado: Innovación quindiana para potabilizar el agua 

Impactos de los eclipses solares

De acuerdo con Néstor Ocampo Giraldo, director de la fundación ambientalista Cosmos: “Los eclipses son también un tema ambiental, pues incide de muchas maneras, no graves, por fortuna. Como es de corta duración su impacto sobre la flora es insignificante, pero se ven algo más afectados los animales que al ver reducida la luminosidad se desconciertan un poco; las aves van a sus nidos, otros animalitos interrumpen sus actividades diurnas regulares para buscar sus guaridas y los animales nocturnos, que son muchos, apenas si se dan cuenta. El mayor riesgo es para nosotros y los animales diurnos que, ante la baja intensidad de la luz, algunos miran directamente al sol y eso puede afectar la vista y los ojos por la incidencia de los rayos ultravioleta”.  

Ocampo Giraldo indicó que, al tratarse de un eclipse anular, gran parte del sol es tapado por la luna: “En los bordes queda al descubierto parte del sol y por ello, si se mira directamente el eclipse, se recibe cierta cantidad de rayos ultravioleta que hacen daño. Lo mejor, si se quiere observar, es protegerse adecuadamente con filtros que detengan los rayos UV, pues hay anteojos para eso”.    

Juan Diego Aristizábal Mejía, docente de matemáticas, boy scout, interesado en temas astronómicos, argumentó: “Los animales, especialmente los que se catalogan como inteligentes; entre ellos, delfines, ballenas y chimpancés cuando hay eclipses advierten que algo extraño ocurre y muestran miedo, confusión o curiosidad y confunden el día con la noche desorientándolos. Las aves y los insectos guardan silencio y los murciélagos salen a volar; pero todo vuelve a la normalidad rápidamente en cuanto termina el eclipse y regresa la luz”.  

Aristizábal Mejía, quien lleva más de 10 años estudiando los eclipses de manera autónoma y como su gran pasatiempo, comentó: “Un eclipse solar genera impactos en la atmósfera como cambios en la temperatura y la presión del aire y, genera efectos en las redes de energía que dependen en gran medida de la energía solar. Los expertos advierten que los eclipses pueden dañar la superficie de la luna resquebrajándose o destruyendo las piedras que la cubren. Según la Nasa, mientras dura el eclipse, la temperatura puede tener una caída de hasta 170°, pasando de una temperatura ardiente a una helada en el transcurso de unas cuantas horas y, algo muy poco común pero, que se ha hablado es que pueden ocasionar terremotos; a lo largo de la historia múltiples eclipses han estado acompañados de fuertes movimientos telúricos y según algunas teorías científicas se debe a la singular alineación que se da entre la tierra, el sol y la luna; aunque no es común que suceda”.  
  

Sobre los eclipses  
 


Los eclipses promueven estudios científicos que proporcionan oportunidades valiosas para la investigación de la corona solar, la ionosfera y otros fenómenos relacionados y, fomentan el interés en la astronomía y la ciencia en general, lo que puede tener un impacto positivo en la educación y la conciencia pública sobre la ciencia.  
  
En general, aunque los eclipses solares tienen impactos, su alcance y magnitud son relativamente limitados en comparación con otros fenómenos naturales. Además, estos impactos son temporales y generalmente no causan cambios duraderos en el planeta.  
Los especialistas creen que la luna se está alejando tanto de la tierra que, como resultado, un día no alcanzará a cubrir el sol y con ello desaparecerán los eclipses, aunque aseguran que para esto pasarán 500 millones de años.  


Precauciones    

La Dra. Martha Cecilia Bermúdez, médica oftalmóloga, indicó:    
  
Los oftalmólogos recomiendan tener cuidado y no mirar directamente el eclipse, la única forma segura de verlo es con un vidrio de soldadura 14 que es el que más protección genera gafas especiales con un certificado internacional de 2015 ISO 12312-2:2015.   Si esas gafas tienen algún rasguño no se deben utilizar, tampoco las que se hayan comprado para eclipses previos y que estén guardadas hace más de un año, deben estar en perfecto estado para asegurar que los ojos estarán sanos.  
  
El daño que se produce en la retina se llama retinopatía solar, es Irreversible, no doloroso y puede ocurrir en cuestión de segundos, pero los síntomas no aparecen rápido, pueden aparecer incluso unas semanas después de la exposición, puede aparecer cambios en los colores, una mancha central, opacidad, incluso pérdida total de la visión central y no hay absolutamente nada que los oftalmólogos podamos hacer para devolver la visión perdida.  
  
Es muy importante supervisar a los niños y a las mascotas porque no controlan cómo miran el eclipse y si van a utilizar con ellos estos filtros deben cuidarse de un adulto responsable.  
  
No se deben utilizar cámaras, binoculares, telescopios o lupas para ver el eclipse directamente, pero tampoco se deben utilizar estos dispositivos con las gafas de protección así tengan el filtro adecuado porque estos concentran los rayos del sol y pueden dañar el filtro atravesándolo y dañando nuestra mácula.    
  
No debe verse el eclipse a través de radiografías, espejos, agua, vidrios polarizados; nada de esto funciona; y las gafas por más oscuras que sean o las polarizadas no ofrecen ninguna protección a nuestros ojos y deja pasar todos los rayos.  
  
Aunque esto es un fenómeno natural precioso, nuestra recomendación como oftalmólogos es que sean cuidadosos con sus ojos, solo usen los dispositivos adecuados para ver el eclipse y solo por poco tiempo. Importante desviar la mirada para quitarse el dispositivo y si tienen algún síntoma en los días posteriores al eclipse no duden en consultar.  
  
  


Temas Relacionados: Ecología Noticias de hoy

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net